Golpe a la CGT: la Corte falló en favor de la libertad sindical

El alto Tribunal anuló, por inconstitucional, la obligatoriedad de estar afiliado a un sindicato con personería gremial para llamar a elecciones o ser delegado. El fallo habilita la libre afiliación y la creación de nuevos sindicatos y centrales obreras.Por: Alberto Amato
En un histórico fallo la Suprema Corte dio un duro golpe a la CGT y a la tradicional estructura del sindicalismo peronista. Con el voto de seis de sus siete jueces (la doctora Carmen Argibay no votó) declaró inconstitucional la exclusividad que tienen los sindicatos con personería gremial otorgada por el Ministerio de Trabajo para representar a los trabajadores y anuló la obligatoriedad de estar afiliado a un sindicato con personería gremial para convocar a elecciones, elegir y ser elegido representante de un sector de trabajadores.

La CGT de Hugo Moyano rechazó el fallo a través de Julio Piumato, no en vano dirigente de los judiciales, y convocó de urgencia a su plana mayor para evaluar los pasos a seguir. El Gobierno, a través del ministro Tomada, minimizó el fallo.

El fallo, aunque no lo diga en forma taxativa, también apunta a futuro a terminar con la modalidad de los sindicatos únicos por rama laboral y habilita de alguna forma la creación de nuevas entidades gremiales en la misma actividad. Por extensión, habilita también la creación de nuevas centrales obreras, como es común en muchos otros países.

La Corte zanjó una puja entre la Asociación de Trabajadores del Estado, ATE, y el gremio del personal civil de las Fuerzas Armadas, PECIFA. ATE adhiere a la Central de Trabajadores Argentinos, CTA, que reclama desde hace tiempo, su personería gremial.

ATE convocó a elecciones para delegados en el Estado Mayor del Ejército. PECIFA se opuso y adujo que el artículo 41 de la Ley 23.551 de asociaciones sindicales le daba, a través de la personería gremial, las facultades exclusivas de convocar a elecciones y de elegir representantes sólo entre sus afiliados.

Contra ese artículo cargó la Corte. Afirmó que su inciso A "viola el derecho a la libertad de asociación sindical amparado tanto por el artículo 14 de la Constitución Nacional como por las normas de raigambre internacional (...)"

¿Qué dice ese inciso A en lo esencial? Que para ser delegado o miembro de comisiones internas, hay que "estar afiliado a la respectiva asociación sindical con personería gremial y ser elegido en comicios convocados por éstas (...)"

El alcance del fallo de la Corte se limita a la puja entre ATE y PECIFA, pero abre las puertas a una reinterpretación de la Ley 23.551, porque afirma que la personería gremial exclusiva atenta contra la libertad sindical y el pluralismo de la actividad gremial.

Si los jueces afirman que la personería gremial única y exclusiva es inconstitucional, la ley ve afectados también los artículos que hablan "De las asociaciones sindicales con personería gremial". Esos artículos, establecen los sindicatos únicos por rama laboral y la imposibilidad de que actúen otras asociaciones gremiales en la misma zona, actividad o categoría.

De manera que el fallo de ayer habilita la creación de nuevos sindicatos por actividad gremial en las mismas zonas de los sindicatos "únicos" y permite la creación de nuevas federaciones gremiales y confederaciones obreras, con la misma entidad jurídica y representativa que la actual CGT.

La Corte hace notar que el monopolio gremial que cuestiona el fallo en el caso tratado, rige en el ámbito gremial entero, "nada menos que en la elección de los delegados del personal, esto es, de los representantes que guardan los intereses de sus representados(...)"

También señala el fallo que "favoreciendo o desfavoreciendo a determinada organización frente a otras, los gobiernos pueden influir en la decisión de los trabajadores cuando elijan una organización para afiliarse, ya que es indudable que estos últimos se sentirán inclinados a afiliarse al sindicato más apto para servirlos, mientras que por motivos de orden profesional, confesional, político u otro, sus preferencias los hubieran llevado a afiliarse a otra organización".

La Corte interpreta que la discrecionalidad del Ministerio de Trabajo para dar la personería gremial a una entidad, viola tratados internacionales y convenios de la OIT a los que adhirió el país. Y cita en su fallo que esa exclusividad, "(...) No debería privar a las organizaciones sindicales que no hayan sido reconocidas como las más representativas, de los medios esenciales para defender los intereses profesionales de sus miembros (...)"

VIDEO

Comentá la nota