Golpe comando en un shopping de Pilar

Golpe comando en un shopping de Pilar
Cinco delincuentes robaron en tres locales comerciales y huyeron con 100.000 dólares en joyas y dinero; actuaron a cara descubierta
Duró pocos minutos, en un bullicioso pasillo poblado de clientes que hacían las compras de fin de año: un grupo comando integrado por al menos cinco delincuentes asaltó ayer a mano armada tres locales del shopping Torres del Sol, en el partido bonaerense de Pilar. Se llevaron 100.000 dólares en joyas, dinero en efectivo y objetos de valor, y escaparon en dos automóviles, según confiaron los investigadores de la policía, quienes, al cierre de esta edición, no habían atrapado aún a los ladrones prófugos.

El hecho ocurrió a las 11.30, cuando numerosas personas recorrían este centro comercial, situado en Chubut y la ruta Panamericana, a la altura del kilómetro 50, en una zona residencial. Los asaltantes, que portaban armas de grueso calibre, sorprendieron a un guardia privado del paseo de compras y a un hombre de la policía bonaerense, a quien sujetaron con esposas, le quitaron el arma reglamentaria y lo dejaron abandonado dentro de uno de los locales que luego asaltaron.

Según el relato de los comerciantes, los malvivientes actuaron de manera coordinada, y en menos de 15 minutos concretaron el objetivo: asaltaron tres locales, la joyería Cormery, la talabartería Las Gredas y la agencia de turismo Call. Para concretarlo, se dividieron los objetivos y escaparon al mismo tiempo, presuntamente en dos automóviles Volkswagen Gol.

"Fue terrible; si bien las dos personas que me asaltaron siempre me trataron muy bien, el susto no me lo puedo sacar. Entraron con armas y directamente me pidieron las joyas de la caja fuerte. Se llevaron 35 paños con objetos de mucho valor, estimados en unos 100.000 dólares en total", relató a LA NACION Graciela, encargada de esta tradicional joyería de Pilar.

La mujer, al igual que todos los empleados consultados por LA NACION, prefirió omitir su nombre por temor, y tampoco quiso que la fotografiaran. "Es mucho el miedo que te queda, porque en cinco minutos se llevaron todo y no pudimos hacer nada. Había relojes de Omega, Armani y Tudor, entre otras marcas. El dueño está enloquecido, porque el 15 de noviembre ya le habían robado en este negocio", dijo Graciela.

Durante el robo, algunos empleados sufrieron crisis de nervios al ser privados de la libertad. Luego el shopping continuó trabajando con su actividad normal. Incluso, los mismo empleados que fueron asaltados continuaron trabajando durante la tarde de ayer.

Frente al local de Comery, en la talabartería Las Gredas, uno de los delincuentes se llevó una buena cantidad de dinero. "Todavía retumba en mi cabeza el clic que hacían las armas cuando los ladrones las cargaban. Me tiemblan las piernas de sólo recordarlo. El que me robó a mí entró y me dijo: «Bueno linda, esto es así... dame la guita y quedate callada»", dijo Fabiana, quien trabaja en la talabartería.

Empleados de la casa de turismo, en cambio, sólo indicaron que habían pasado un mal momento, pero que no les habían robado nada.

Lo sorprendente, según los comerciantes, es que los ladrones actuaron a cara descubierta. No se inquietaron por las cámaras de seguridad que tenía la joyería, cuyas filmaciones ya están en poder de los responsables de la Unidad Funcional de Instrucción N° 3 descentralizada de Pilar, que depende del Departamento Judicial de San Isidro, quienes investigan el hecho.

"Vengo igual al shopping porque son hechos aislados; pero me preocupa muchísimo que esto suceda en la zona de Pilar, en la que no estamos acostumbrados a este tipo de robos", sostuvo Agustina López, una clienta de la zona.

En la administración del shopping Torres del Sol, dijeron a LA NACION que este tipo de robos no son comunes en ese lugar y que duplicarán la seguridad. "Este shopping tiene 22 años de vida y nunca había pasado algo igual. Es un caso atípico y creo que los clientes confían en que éste es un sitio seguro. Pero bueno, por ahí alguno se asustó y lo entiendo", dijo Julián, el encargado de turno, que también pidió reserva de su apellido.

El comisario mayor Fabián Reale, de la jefatura distrital de Pilar, dijo a LA NACION que estaban "trabajando en la búsqueda de los delincuentes con identikit". Reale aseguró que "como había mucha gente cuando se produjo el robo, el policía esposado no atinó a disparar por seguridad de la gente".

Comentá la nota