De golpe, Celso Jaque se puso en campaña

La visita del Gobernador a Tunuyán mostró un giro vertiginoso: aparecieron pancartas políticas en un franco apoyo a su gestión. Giner, armó también sus carteles. Mirá un video.
Intempestivamente la visita del gobernador Celso que en principio arrancó como una jornada de gabinete, al igual que lo hizo en Santa Rosa y en Lavalle, en Tunuyán se transformó en una lucha de barras.

Esto ocurrió pasadas las 19 en un acto de inauguración de una obra de gas en el distrito de Colonia Las Rozas, donde se enfrentaron las hinchadas, por un lado, del Gobernador, y del radical cobista, Eduardo Giner, intendente de Tunuyán.

De parte de las voluntades que vitorearon a Jaque, se destacó la efusividad de las aplaudidoras de Patricia Fadel, legisladora nacional que durante toda el día acompañó al Gobernador en su recorrida por el departamento del Valle de Uco.

En esos momentos, los vecinos que asistían atónitos al ruidoso acto, vieron por un lado cómo las pancartas agradecían a “Jaque y Patricia”, por “el gas en la Colonia” o “Jaque cumple”, y por el otro, las leyendas que decían “muchas gracias Giner”, por la misma obra.

Esta mañana, ante el temor de que hubiese algún tipo de manifestación contra el Gobernador, Patricia Fadel, llevó a sus aplaudidoras a los actos de la mañana. Después todos fueron a comer al Quincho de los Cinco en Tunuyán y rearmaron la estrategia para el lanzamiento de la campaña de Jaque, que se apresuró una vez que se conoció la intención de Cristina Fernández de adelantar las elecciones.

Por esas horas, Eduardo Giner, luego de evaluar el trabajo fino que estaban pergeñando el Gobernador y la legisladora nacional, rápidamente mandó a organizar el contraataque que se anunciaba para la inauguración de la obra de gas, y se armó con sus propios aplaudidores y pancartas de campaña favorables.

Esto empañó la expectativa de los vecinos de Tunuyán, que no esperaban actos políticos de ninguna naturaleza.

El "inicio" de la campaña de Jaque, finalizó cerca de las 19.39, momento en el que la calma retornó al apacible distrito de Colonia las Rozas.

Comentá la nota