Golpe al Bolsillo: Aumento el boleto en Comodoro

Las ocho manos levantadas por los ediles de la mayoría oficialista, sumadas a la de la concejal del Provech Ana María Bonaguro, determinaron que se aprobara ayer la readecuación tarifaria del transporte público de pasajeros.
El incremento entrará en vigencia dentro de una semana, aproximadamente, una vez que sea promulgado por el Ejecutivo. Será un aumento escalonado, ya que a partir del 1 de julio el boleto mínimo pasará a valer $1,50.

En expeditivo trámite, los concejales avalaron el aumento en el boleto de colectivo.

Bajo la atenta mirada de un grupo de choferes de Patagonia Argentina, la empresa concesionaria del servicio y de una veintena de vecinos entre los que se contaron dirigentes barriales y de agrupaciones sociales y políticas se celebró ayer en el Concejo Deliberante la sesión donde se trató el aumento de la tarifa de colectivo en Comodoro Rivadavia.

La sesión fue abierta por el concejal justicialista Gustavo Reyes, quien presentó una moción para invertir el orden habitual de la misma y tratar en primera instancia el proyecto de ordenanza de readecuación tarifaria, para proceder después con los ítems restantes, habida cuenta que la presencia de los diferentes sectores podría desordenar el trabajo legislativo, como efectivamente sucedió.

Sorteado el paso administrativo, fue el jefe de la bancada oficialista, Juan Maldonado, el encargado de fundamentar el incremento y lo hizo señalando en primer lugar que se trata de "un tema álgido que nadie quiere tocar".

Luego de una semblanza sobre la situación crítica en que se ven sumidos algunos municipios que no pueden cumplimentar el pago a proveedores o de salarios y recordando que las arcas locales registran ya la merma de ingresos en conceptos de regalías y coparticipación federal, Maldonado señaló la necesidad de garantizar el funcionamiento del esquema municipal y "salvaguardar sus ejes fundamentales como la cuestión social".

El edil justicialista ancló tal argumentación en el hecho de que con la adecuación tarifaria se garantizan las fuentes laborales y también mencionó que las críticas en la audiencia pública celebrada en torno a la adecuación tarifaria, estuvieron centradas en la calidad del servicio. Y subrayó que no es posible deslindar la responsabilidad de la empresa, por lo que acto seguido consideró evidente que algunos puntos contractuales deberán ser revisados, en vista de que su articulado permite a la concesionaria saltear obligaciones.

Oposición

Tal fue el reiterado calificativo con que la Unión Cívica Radical inició su pronunciación en contra de la readecuación tarifaria, como lo hiciera en la instancia de discusión de la tasa de higiene urbana, de los impuestos inmobiliario y automotor y otros ejemplos que Jorge Camarda llevó al recinto.

Basándose en ese criterio, el edil radical se refirió al costo de vida local. Haciendo hincapié en el precio de la vivienda y el alquiler, recordó el aumento del 30% en la tarifa del gas anunciada por el Gobierno nacional, la situación crítica por la que atraviesa la salud y el panorama general de los comodorenses para espetar: "como si fuera poco les aumentamos el colectivo".

El tercer turno para el uso de la palabra fue para la provechista Ercira Paredes, que inició su intervención recordando que si bien llegó a su banca acompañando al gobierno, también es vecinalista y "trato de ser coherente". Así fundó su negativa al aumento y agregó que previamente al nuevo precio del boleto, la empresa debió haber dado muestras de cambio en relación a las críticas que recibió el servicio.

Su compañera de banca, Ana María Bonaguro evaluó, en cambio, que si bien "no es un tema fácil", ella acompañaría el incremento, al igual que los anteriores, "en la convicción de que los gobiernos que nos precedieron no tuvieron las agallas para pagar ese costo político".

Así las cosas, a 25 minutos de iniciada la sesión y en medio de un cúmulo de improperios lanzado por los vecinalistas y las agrupaciones sociales encabezadas por Roberto Varela, el aumento al boleto del colectivo fue aprobado por nueve votos afirmativos, contra los tres negativos de los dos concejales de la UCR, Jorge Camarda y Gustavo Borracer, más el de Ercira Paredes, del Provech.

Comentá la nota