Goles

Por: J. M. Pasquini Durán.

A pesar de la confianza de las derechas en su capacidad de presión o de influencia sobre los congresales opositores, de las arrogancias de los victoriosos del 28 de junio y de la dispersión del oficialismo a causa de los temerosos que se apresuran a abandonar el barco, el Gobierno logró la mayoría para prorrogar por ley las "facultades delegadas" hasta el próximo año.

Ganó la votación en las dos Cámaras, con mejor resultado en el Senado que el que consiguió aquella madrugada del año pasado, cuando sucedió el desempate "no positivo" que le lustró la chapa a Julio Cleto Cobos. En ésta como en aquella ocasión ocupaban el centro de la agenda los tributos que retiene el tesoro público del comercio internacional de productos agropecuarios.

De acuerdo con el resultado de esta semana, el Gobierno seguirá siendo el administrador de esas retenciones, mal que les pese a la Sociedad Rural y sus aliados de la Mesa de Enlace, cuya estrategia de hostigamiento múltiple mezclado con demagogia se desplegó durante año y medio en uno de los más poderosos acosos de intereses privados contra las autoridades elegidas en las urnas por el voto popular.

Fue tanta la presión indebida que más de uno llegó a pensar que se trataba de una operación pensada para destituir al gobierno legítimo y legal, antes que atender a los beneficios para los pequeños y medianos productores y para el racional uso de la tierra.

Convencidos de que habían ocupado el liderazgo opositor, exaltados por los últimos resultados electorales, en el discurso principal de la última feria de Palermo, Hugo Biolcati, titular de SR, exigió, lo mismo que los obispos católicos pero con acento de patrón de estancia, una enérgica lucha contra la pobreza, como si la oligarquía rural fuera inocente de las injusticias sociales cometidas durante casi todo el bicentenario nacional. "Facón Grande" y sus compañeros de lucha en la Patagonia Trágica, lo mismo que tantas otras víctimas, se revolvieron en las tumbas. La operación hipócrita había falseado los roles a tal punto que Biolcati pedía por los pobres y Buzzi, de la Federación Agraria, batallaba por las ganancias de quienes durante mucho tiempo estuvieron en la otra vereda.

Como suele suceder después de tanta frustración, ya son visibles las primeras fisuras en la mesa de cuatro patas, por lo pronto en la Federación Agraria, que en este tiempo actuó como vocera de la Sociedad Rural, y sus dirigentes más atentos a los negocios de la Pampa Húmeda que a los de sus propios afiliados, según reconocen ahora quienes consiguieron mirar la trayectoria con sentido común y sentido crítico. Minga De Angeli, el entrerriano de la FAA y cacique de autoconvocados, ayer fue secundado por sus vecinos para voltear las vallas policiales que rodeaban el edificio del Congreso, dispuestos a tomarlo por asalto.

La actitud fue criticada en la FAA, donde los mismos que se comían los niños crudos ahora hablan de la necesidad de "tregua" y de diálogo.

La oposición legislativa resultó muy decepcionante para los estrategas de la Mesa de Enlace, quienes suponían que podrían enfrentar entre sí a dos de los tres poderes republicanos (Legislativo y Ejecutivo) para probar que el país sufría de "vacío de poder". Después, sería cuestión de dar el empellón final para que Argentina repitiera a Honduras. Cuando se la ubica en el contexto local, además del regional, la nefasta experiencia neogolpista centroamericana muestra su auténtico significado. No muchos pero suficientes fueron los diputados y senadores que no se prestaron a la manipulación destituyente y ayudaron a conformar la mayoría que votó esta semana para que el Ejecutivo retenga las facultades delegadas. Hace un año, algunos de ellos salían en las fotos con la Mesa de Enlace, pero supieron reflexionar a tiempo, en especial algunos que se llaman de centroizquierda.

El mismo jueves, mientras el Senado confirmaba la voluntad mayoritaria de Diputados, con los ruralistas que siguen a Minga sacudiendo las vallas policiales como barras bravas, en la villa 31 de Retiro, vecinos y tropa de Prefectura tenían un enfrentamiento más a causa de sangre derramada. El dolor del duelo volvía a golpear la puerta del vecindario, azuzando los prejuicios y resentimientos que suelen cruzar las zonas de exclusión social. En las crónicas del caso faltaron, como es habitual, los debidos recordatorios de las ambiciones que intrigan para que cada problema sea muy escandaloso en esa zona, la frustrada continuidad de Puerto Madero. Dicho de otro modo: los vecinos del barrio están asentados sobre millones de dólares en valores inmobiliarios. "Esta zona es muy peligrosa", advierten prefectos anónimos en crónicas zonzas que creen que contribuyen a mostrar los peligros de la gran ciudad, sin darse cuenta de que les hacen el juego a los que desean lo que es de otros.

Durante la campaña electoral que le regaló el 60 por ciento de los votos a Mauricio Macri, cuando todavía no era peronista disidente, la fórmula ganadora prometió una y mil veces la urgente urbanización de las villas, empezando por la 31, pero nunca mencionaron el desalojo masivo para ocupar territorio con tantas posibilidades.

Para rematar la semana, de pronto floreció una sociedad que no estaba escrita en la agenda pública: la AFA rescindió el contrato que le daba la exclusividad de la transmisión del fútbol a una empresa liderada por "Clarín" y se unió con el Estado nacional. Aunque ya se firmó el nuevo compromiso y la Televisión Pública (Canal 7) comienza a transmitir los partidos (gratis, sin abonos especiales), todavía los responsables están afinando los términos de la flamante combinación. Por lo pronto, el Tesoro Nacional desembolsará 600 millones de pesos para limpiar las cuentas de los clubes y en adelante las ganancias se repartirán por mitades, una para la AFA y otra para promover desde el Estado el deporte olímpico. Es un negocio redituable, razón que justifica el apego de sus concesionarios, pero habrá que ver si la administración pública puede manejarlo con la eficacia indispensable.

No es aventurado imaginar que si los partidos llegan a todos y a tiempo, muy pronto el costo será olvidado y sólo quedará en la memoria popular que ya no hay espectadores privilegiados, que todos los fanáticos pueden ver los goles al mismo tiempo, en vivo y en directo. Ni qué decir lo que puede significar un estímulo económico para las categorías olímpicas, eternas olvidadas en la nómina de inversiones promocionales. Desde el 28 de junio, este salto al vacío, debido a sus posibilidades en caso de éxito, quizá pueda ser el impulso que restañe las heridas del oficialismo, junto con batallas ganadas en el Congreso.

De pronto, con el refinado sentido oportunista que la distingue, la estampida que huía del perdedor comienza a detenerse y olfatea el viento para ver de dónde viene el aroma florido. Por el momento, los partidos de mayor porte no tienen líderes definidos y podría decirse que, hasta ahora, todos tienen posibilidades, incluidos los Kirchner o quien ellos elijan. La colección de veteranos que los enfrenta en el peronismo, desde Menem y Rodríguez Saá hasta Reutemann y Duhalde, son todas figuritas repetidas, cuyo valor de colección está bastante depreciado. Entre los radicales el nombre que más suena es el de Cleto, el hombre que hizo fama dándose vuelta en ocasión inoportuna.

No todos son goles para celebrar en la gestión gubernamental. Los petroleros de Caleta Olivia, trabajadores de la Occidental Petroleum, la tercera productora de Estados Unidos, desconocieron los acuerdos salariales firmados por el sindicato nacional en Buenos Aires y siguen una lucha que trae resonancias de otras sucedidas en la misma zona y que fueron el punto inicial, acompañados por Tartagal, de un movimiento social de extensión nacional. Esto pasa en Santa Cruz, territorio de los Kirchner, por lo que cada episodio es incorporado a una compleja trama de conspiraciones políticas y rencores comunitarios avinagrados, sumados a la desatención por la sangría de cuadros requeridos para la Casa Rosada. Pese a la condición de "pingüinos", la Patagonia también se hizo lejana para muchos de los que tienen que gobernar desde Buenos Aires. La ubicación en la nómina de asuntos urgentes está siempre en tensión porque cada día se mueve, a veces hacia destinos inesperados.

Comentá la nota