GODOY CRUZ - INDEPENDIENTE / Van por el espejito

Gallego quiere pelear el título, prometió un auto por el tercer puesto y todo porque sabe que un triunfo en Mendoza sería el despegue...
El oportunismo de Gallego y su concesionaria automotriz no podría haber encontrado mejor momento para conocer la luz. "Si salimos terceros les regalo un auto", sorprendió el viernes. Pillo, el Tolo es consciente de que este plantel necesita un pellizcón para reaccionar pero también para no dormirse en los laureles. "Por más que estemos lejos (de la punta) no nos vamos a entregar así nomás", sacó el grito de guerra en la previa de una parada brava, al menos, desde los papeles. Es que el técnico tiene en claro que Godoy Cruz no es un rival fácil, desde el historial de cruces entre ambos (tres jugados, ni uno ganado por los de Avellaneda), desde las necesidades del rival y su permanencia y desde las urgencias del Rojo para ir por más: repetir la buena performance que tuvo ante Tigre, lograr por primera vez en un año dos triunfos al hilo y sumar de a tres de visitante (una cuenta pendiente que arrastra desde el Apertura 08). Todo eso para seguir prendiditos ahí y ver hasta dónde puede llegar este Independiente.

"Es hora de que ganemos de visitante. Pero si hacemos una evaluación, el grupo está muy bien. Hace un mes que estoy acá, recién me empezaron a conocer y los que me insultaban ahora se dan cuenta de que tenía razón y dicen: quería lo mejor para nosotros. Y yo quiero lo mejor para Independiente. Quiero ganar muchos partidos", se despachó un Gallego que puso como piso eso del bronce como trampolín anímico ("Hay que tenerlos motivados a todos", explicó), aunque en realidad no da nada por liquidado.

El Tolo trabaja como un acupunturista y va tocando puntos neurálgicos de a poquito. Por caso, el viernes mantuvo una charla de diez minutos con Rolfi y Pusineri, y después les dedicó cinco minutos más a Tuzzio y Rodríguez. Es que un triunfo ante Godoy Cruz sería un gran envión. Por lo que, en Mendoza, al menos, buscan asegurarse un espejito del auto...

Comentá la nota