El Gobierno vuelve a recibir reclamos de la Mesa de Enlace

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, está reunido con los dirigentes ruralistas. Le habían pedido audiencia por la reglamentación de la Ley de Emergencia Agropecuaria, ante las sequías e inundaciones que afectan a varias provincias.
El Gobierno y la Mesa de Enlace vuelven esta mañana a verse las caras. El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, está reunido esta mañana con los dirigentes ruralistas para analizar la reglamentación de la Ley de Emergencia Agropecuaria y la problemática vinculada al trigo.

Es la segunda vez en dos meses en el cargo que Domínguez se reúne con Carlos Garetto (CONINAGRO), Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Hugo Biolcati (Sociedad Rural) y Mario Llambías (Confederaciones Rurales).

Durante el encuentro, los ruralistas analizarán cuestiones vinculadas a la Ley de Emergencia Agropecuaria y acciones para adoptar frente a la sequía e inundaciones que afecta a vastas regiones del país.

La Mesa de Enlace acercará una propuesta para que se promuevan líneas de crédito a una tasa subsidiada del ciento por ciento para reconstruir capital de trabajo en aquellas producciones afectadas especialmente por la seca.

La norma que atiende la emergencia del sector fue sancionada hace unas semanas en el Congreso Nacional y habilitó al Ministerio de Agricultura para disponer de una partida de 500 millones de pesos para atender a los productores afectados por cuestiones climáticas, en especial a los instalados en la pampa húmeda.

Para obtener este beneficio, los productores deberán inscribirse en un registro único y aguardar su aprobación por parte de la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario.

A comienzos de noviembre, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó el decreto reglamentario de la Ley de Emergencia Agropecuaria, con lo cual el gobierno debió abocarse luego al estudio de medidas para atender al resto de las 16 provincias que quedaron fuera de los beneficios que revistió la norma.

Otro de los temas que los ruralistas quieren tratar está vinculado a la problemática que ofrece la producción cerealera, y en especial trigo, donde Agricultura anunció con bombos y platillos que se emplearían "todas las herramientas para garantizar que el pequeño y mediano productor cobre el precio lleno del maíz y trigo".

Mientras tanto, los ruralistas se preparan para volver a las calles. En dos semanas, los ruralistas harán un acto en el Rosedal de Palermo para apoyar el recambio parlamentario en el Congreso. Al menos una decena de legisladores que iniciarán su mandato el 10 de diciembre tienen vínculos con las entidades.

Comentá la nota