El Gobierno vuelve a financiarse con el dinero de los jubilados

Ahora tomó $ 500 millones del PAMI. En dos meses, suman $ 2.130 millones.
En tren de cerrar el año financiero 2009, el Gobierno volvió a desplegar sus tentáculos para tomar otra vez recursos de organismos; esta vez, del PAMI. A la obra social de los jubilados le colocó ayer $ 500 millones, a 180 días de plazo, con lo que acumula con el organismo, en apenas dos meses, pasivos por 2.130 millones de pesos.

El PAMI atiende la salud de 5 millones de jubilados (ver Una obra social...). Los afiliados se quejan por la calidad del servicio. Y el Defensor de la Tercera Edad denuncia que "es llamativo que tenga un excedente financiero y que no se resuelvan los problemas prestacionales" (ver Problemas...).

Hoy, las colocaciones de deuda del fisco representan la recaudación de tres meses de la obra social de los jubilados.

En paralelo, el ministerio de Planificación lanzó ayer una nueva emisión por $ 187 millones que fue tomada por la ANSeS, y que tendrá como finalidad el financiar obra pública, según se informó oficialmente.

En colocaciones directas de corto plazo del Gobierno, la ANSeS tiene invertido cerca de $ 6.800 millones. Si se suma a todo tipo de emisiones de bonos en pesos y dólares, la entidad que comanda Diego Bossio compró en lo que va del año títulos de deuda por un total de $ 12.200 millones.

Sin embargo, los bonos colocados a la ANSeS y el PAMI representan sólo 50 por ciento de los 30.100 millones de pesos en deuda emitida este año, según se desprende de la información que proporciona la Secretaría de Finanzas.

Analistas privados estiman que la deuda de $ 14.330 millones colocada al PAMI y a la ANSeS en conjunto, equivale a casi la totalidad de emisión de deuda nueva realizada por el Gobierno este año. Esto es, aquellos $ 30.100 millones menos las renovaciones y los canje de deuda, dijo el consultor Hernán Hirsch. Al igual que otros economistas, él descuenta que con estos fondos el Estado llegará sin problemas a cerrar a fin de año, si bien alerta de la espiral de endeudamiento.

La política oficial de "raspar la olla" incluye también los fondos adicionales del Banco Central, que entre adelantos transitorios y utilidades alcanzan hasta el momento cerca de $ 10.0000 millones. "La brecha financiera estimada por nosotros era de más de 8.000 millones de dólares para este año. Con estas colocaciones, alguna adicional, los fondos del Central, y, eventualmente el uso de los fondos que recientemente que entregó el FMI, el Gobierno está cubierto", se despreocupó Hirsch.

Los últimos datos oficiales (a junio de 2009) dieron cuenta que el país tiene una deuda pública total de 140.600 millones de dólares, sin computar el resultado del inminente canje de deuda de los holdouts. Esto representa cerca de la mitad del PBI.

Sin embargo, expertos internacionales relativizan el peso de la deuda.

Gabriel Torres, de Moody´s, puntualizó en varias oportunidades que el Estado argentino cuenta con "una serie de recursos financieros intragubernamentales, como los recursos de la AFIP o la ANSeS, que por razones técnico-legales locales se ve obligado a tomarlo como deuda, si bien podría no computase así" como sucede en otras partes del mundo, aclaró. A modo de ejemplo, citó a los Estados Unidos.

Comentá la nota