El gobierno ultima detalles para ejecutar trabajos en zonas amenazadas por desbordes del río Pilcomayo

Inclusive se incluyen tareas en zonas pobladas cercanas al bañado La Estrella
En un par de semanas más, se estará produciendo un importante despliegue operativo para ejecutar el plan de obras que el estado provincial ha diseñado para mitigar los efectos de las crecidas cíclicas del río Pilcomayo, los cuales comprende desde profundización de correderas y la ejecución de otras nuevas, además del recrecimiento y consolidación de los anillos de defensas en el extremo oeste.

Inclusive se incluyen tareas en zonas pobladas cercanas al bañado La Estrella, humedal que también registra picos importantes al recibir los caudales del curso errático que comienza a experimentar picos de crecida a partir del primer trimestre de cada año.

Ayer en esferas de la Dirección Provincial de Vialidad, el Escribano Mayor de Gobierno, Héctor Gallardo junto a autoridades del organismo vial, se cumplimentó con la fase del proceso licitatorio correspondiente a los trabajos de las correderas y las defensas, desde la zona de El Silencio, El Quebracho y toda esa franja del territorio formoseño, según lo confirmado por el mismo administrador de la DPV, Jorge Jofré.

"Cíclicamente se producen los desbordes del río Pilcomayo en una franja importante del departamento Ramón Lista, en jurisdicciones de comunidades como El Potrillo y El Quebracho, entre otras, por lo que con anticipación se ejecutan los trabajos necesarios", explicó, estimando asimismo que "a lo sumo en un mes tendríamos que estar trabajando en la zona".

Aludió que al mismo tiempo, maquinas y personal de la DPV también se trabajará en otro frente, en este caso el que abarca El Cañón, Quemado Nuevo, Fortín Soledad, que es otra zona donde también se producen anegamientos cuando van bajando los grandes volúmenes de agua del río Pilcomayo.

Recordó que anualmente se actúa en forma preventiva en toda esa región con una serie de trabajos, para lo cual se cuenta con el apoyo de los baquianos lugareños, quienes conocedores de los terrenos, brindan sus conocimientos a los técnicos, por lo que se da una tarea mancomunada valiosa.

Para evitar situaciones de emergencia, el gobierno instruyó a la Dirección Provincial de Vialidad todo lo necesario para desarrollar las obras que consisten por una parte en la limpieza y mantenimiento de las correderas fluviales, que son canales artificiales abiertos en una zona de difícil acceso, que toman las aguas crecidas de los desbordes del Pilcomayo y las encausa para que lleguen al bañado La Estrella, además de otras nuevas que se requieran.

El administrador general de la DPV recordó que el año pasado se ejecutaron prácticamente en su totalidad los 80 kilómetros de correderas fluviales, que además de las tareas de limpieza y mantenimiento de algunas ya existentes, se ejecutaron otras nuevas, abarcando los trabajos zonas que van desde El Surubí, El Potrillo, El Quebracho, Punta del Agua y La Soledad. Añadió que dentro de este esquema por ejemplo se liberan de elementos extraños y objetos sueltos de los canales abiertos, además de realizarse nuevas excavaciones, para que discurran las aguas hacia el bañado La Estrella, se utilizan maquinarias pesadas, como topadoras y excavadoras y otras.

En este contexto de acciones para paliar un problema de cada año, dijo que también se ha diseñado un esquema tendiente a la consolidación de las defensas contra inundaciones existentes en las localidades de El Quebracho, El Potrillo, Palmar Largo, La Rinconada, entre otros parajes. "Igual trabajo estaremos realizando más hacia el este, en Fortín Soledad y Punta del Agua, donde también venimos accionando para atemperar los efectos de las crecidas anuales", puntualizó.

Aseveró el titular de la DPV que las previsiones en esta región, como el recrecimiento de las defensas contra las inundaciones, tiene que ver con un anillado que circunda a las localidades amenazadas por la crecida de las aguas, concretados con material suelto que luego se compacta y se torna firme.

Insistió en que con estos trabajos se están previniendo los desbordes y anegamientos, afectando a numerosas localidades y parajes del extremo oeste de la provincia. "Estamos avanzando en consecuencia con todo el proceso que hace al trabajo preventivo, de tal manera de no actuar luego ya en la emergencia, contra reloj", afirmó el funcionario.

Comentá la nota