El gobierno, tras una agenda parlamentaria.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió ayer a la mañana con el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, para analizar la estrategia oficial en los temas clave que conllevará el reinicio, esta semana, de las sesiones parlamentarias.
Las dos cuestiones que sobresalen en la agenda legislativa y que enfrentan las posiciones del kirchnerismo y de la oposición es la prórroga de la delegación de facultades (conocida popularmente como superpoderes) y la rebaja de las retenciones a las exportaciones de granos.

En la intimidad de la residencia de Olivos, donde Cristina recibió a Rossi, según confirmaron fuentes oficiales, se estudia la estrategia para asegurar los votos necesarios para defender los proyectos frente a la embestida de la oposición, que quiere derogar los superpoderes, y no limitarlos (como pretende el gobierno), y bajar la alícuota de las retenciones a la soja, a lo que también se resiste la Casa rosada.

Regular fuerzas. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien también ayer se reunió en Olivos con Cristina, reconoció que la Rosada deberá "regular" sus "propias fuerzas" y "trabajar con circunstanciales aliados" en el Congreso.

También Rossi se expresó conciliador para buscar un acuerdo con la oposición: "Podríamos avanzar en una cosa como que el Ejecutivo pueda seguir manteniendo la delegación (de facultades) pero sólo en el caso de que decida bajar esos derechos de exportación, y que para el caso hipotético que pudiese decidir subirlos, tenga obligatoriamente que enviar una ley al Congreso".

"Estamos dispuestos a analizar la prórroga sólo por un año, y en ese tiempo crear una comisión para analizar qué facultades el Congreso sigue pensando que deben estar en manos del Ejecutivo y cuáles no", remarcó el Chivo.

Cristina se reunió con Rossi para analizar la estrategia oficial en temas clave ante el reinicio de las sesiones.

Comentá la nota