El Gobierno toma cada vez más plata de organismos públicos

Es para poder cancelar vencimientos de deuda en medio de la crisis financiera.
Aunque todavía no se publicaron todas las resoluciones en el Boletín Oficial, de los datos del Ministerio de Economía surge que el Gobierno "raspó todas las ollas" para cumplir con vencimientos de deuda y cerrar las cuentas públicas de 2008. Además de los "adelantos transitorios" del Banco Central, apeló a la caja del PAMI y, en mayor medida, a los fondos de la ANSeS.

En total, al 31 de diciembre de 2008, el Gobierno tenía colocadas Letras del Tesoro en organismos públicos y empresas del Estado por más de 14.000 millones de pesos, equivalente a casi 4.000 millones de dólares. Más del 60% de ese monto correspondió a plata cedida por la ANSeS. Le siguió la AFIP, el Fondo Fiduciario de Recuperación de Empresas y el PAMI.

El grueso de esas emisiones se hicieron en diciembre de 2008: fueron 34 colocaciones por el equivalente a unos US$ 1.400 millones. Se descuenta que se trata de fondos sobrantes de esos organismos, que fueron tomados por el Tesoro en la mayoría de los casos por un trimestre, aunque muchos van a ser renovados.

La mayoría de las colocaciones se hicieron a una tasa de entre el 12,2% y 12,8% anual. Se trata de porcentajes que superan la inflación del INDEC pero son muy bajos respecto de la inflación que miden los Institutos Provinciales. También es un rendimiento bajo con relación a la depreciación que tuvo el peso desde diciembre en adelante.

El stock colocado en 2008 más que duplica el de 2007. También se acrecentó el número de organismos que financiaron al Tesoro. Esta vez fueron de la partida desde La Lotería hasta varios Fondos Fiduciarios, el propio PAMI y la Caja de Retiros Militares.

Todo eso se explica, en gran parte, por el cierre del financiamiento que tuvo lugar el año pasado -y que aún continúa- como consecuencia de la crisis internacional y de la disparada del "riesgo país".

Con estos datos, una parte de la deuda pública está siendo financiada internamente por el propio sector público.

Es que a los US$ 4.000 millones en Letras, hay que agregar US$ 7.700 millones en préstamos transitorios del Banco Central y la Letra por US$ 9.530 millones colocada por las reservas que el Gobierno utilizó del Banco Central para pagarle al FMI. También las provincias le adeudan al Estado unos US$ 13.000 millones, correspondientes a los pasivos con los organismos financieros internacionales y a los rescates de deuda y de cuasimonedas de 2001/02. Y, por último, se estima en US$ 15.000 millones el valor de los títulos públicos que tiene la ANSeS, recibidos por la transferencia de los fondos de las AFJP.

Comentá la nota