«El Gobierno tiene que velar por el beneficio de todos los ciudadanos y el pleno empleo».

«El Gobierno tiene que velar por el beneficio de todos los ciudadanos y el pleno empleo».
Así lo aseguró el Secretario de Promoción Económica y Fiscal de la Provincia, Fabio Delamata, en una entrevista concedida a El Sureño. En sintonía con la gobernadora Ríos, planteó su desacuerdo con la propuesta de reducción de jornadas laborales elevada por AFARTE a la UOM, aunque dijo que existen dificultades de producción concretas para el empresariado. Rebaja de impuestos internos; ampliación de productos a fabricar en la Provincia y una readecuación de la 19.640 fueron algunos de los temas repasados junto al funcionario.
RIO GRANDE.- «En un catástrofe podemos determinar rápidamente los daños, pero las crisis son diferentes porque se instalan y hasta que uno no evalúa las consecuencias, no podemos saber cuánto daño provocó y cómo perjudicó o no a los demás», graficó el secretario de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, al referirse a la situación que atraviesa la industria fueguina en un contexto de crisis internacional.

Para el funcionario, que dialogó en extenso con El Sureño sobre el panorama que se avecina en el sector de mayor relevancia en Tierra del Fuego, «lo mejor que podemos hacer es tratar de comprendernos entre todos y no generar un estado de incertidumbre mayor al que ya existe, aunque hay que tener también en cuenta que Argentina está mucho mejor parada que otros países frente a esta crisis».

El Sureño: El Gobierno fue notificado por AFARTE de la propuesta que elevaron a la UOM, y surgieron diferentes versiones sobre cierres de empresas. ¿Cuál es el estado de situación para la industria?.

Fabio Delamata: «Bajo el régimen de la 19.640 las empresas radicadas en la provincia no pueden permanecer cerradas sin producir nada, ni reducir puestos laborales sin un acuerdo con el trabajador porque están obligadas a tener una determinada cantidad de empleados asalariados fijos, y esto es precisamente porque el Régimen de Promoción Industrial genera la obligación del mantenimiento de la mano de obra».

E.S.: ¿A qué atribuye entonces los rumores que mencionan lo contrario, si la misma 19.640 establece esta imposibilidad?

F.D:»Esas versiones no hacen más que generar distorsión y más crisis. Lo tipifico como terrorismo económico, porque el Gobierno provincial viene trabajando desde septiembre de 2008, junto a Nación, sobre medidas que garanticen en un contexto de crisis la producción; el salario y el consumo. Este tipo de información totalmente distorsionada en la que se habla de cierres de fábricas o quitas de un 80 por ciento de los salarios, lo único que hace es mermar el consumo y quitar uno de los ejes fundamentales de la producción: si no existe consumo no hay producción, y si no hay producción no se pueden sostener los salarios».

E.S.: ¿Qué medidas se han adoptado desde el Gobierno para contrarrestar la crisis y resguardar la mayor cantidad de puestos laborales en la industria?

F.D.: «La Secretaría de Promoción Económica y Fiscal viene presentando, desde septiembre pasado, una serie de posibles medidas que se podrían tomar para atenuar una situación económica que se veía venir, pero en estos meses se produjeron 14 o 15 situaciones de emergencia agropecuaria en otras provincias, en un país agroexportador, lo que obviamente dejó en último plano el tema de las industrias electrónicas en Tierra del Fuego. Renovamos el planteo a Nación durante los últimos días de diciembre, pero hoy lo que necesitamos es que el Gobierno nacional nos asista y acompañe las propuestas que estamos acercando, porque entendemos que representan soluciones prolijas y adultas».

Una de las iniciativas que la Provincia elevó a Nación gira en torno a una reducción impositiva para la industria radicada en la Isla, que surgió desde el sector empresarial hace ya seis años y no había contado hasta el momento con acompañamiento estatal.

«El proyecto tiene que ver con una reducción de impuestos internos en algunos productos y una suba en otros; pero en la ecuación final esto permitiría que gran parte de los productos que se fabrican en Tierra del Fuego tengan entre un 20 o 30 por ciento de diferencia respecto de los productos importados, por lo cual el compre nacional estaría mucho más garantizado», explicó Delamata.

E.S.: Puntualmente en el caso de AFARTE y UOM, ¿cuál es el rol que podrá adoptar el Gobierno?

F.D.: «El Gobierno tiene que velar por el beneficio de todos los ciudadanos y el pleno empleo, pero también hay que tener en cuenta la realidad que está sufriendo la industria; desde luego que trataremos de ser el mejor nexo y ojalá así lo entiendan, porque estamos totalmente convencidos en la fórmula que proponen desde Nación basada en la producción; el consumo y el salario. Si hablamos de una quita del salario automáticamente hablamos de una merma en el consumo y esto conlleva a una baja en la producción y ahí será difícil remontar la situación económica».

En este sentido, el titular de la Secretaría de Promoción Económica y Fiscal entendió que «con medidas menos drásticas podemos salir adelante», remarcando que esta «no es la primera ni la única crisis que atraviesa el sector industrial».

«El país viene de un momento de mucho crecimiento, de hecho el año pasado se registró un crecimiento del 8 por ciento y desde mi punto de vista es un momento en el que Argentina está mejor parada en relación a otros países, de modo que si bien la crisis existe, nosotros podemos afrontarla de una manera bastante diferente a lo que están haciendo otras regiones».

E.S.: ¿Qué gestión concreta se lleva adelante para lograr que la industria textil fueguina no se vea aún más perjudicada por las Licencias no Automáticas que dispuso Nación?

F.D.: «Para que la gente lo entienda, las Licencias no Automáticas representan una discreción que se toma el Poder Ejecutivo, a través de la Secretaría de Industria, para que uno pueda importar teniendo solamente la habilitación de la Secretaría de Industria, y esto que de alguna manera se hace para dilatar las importaciones y permitir que el industrial argentino llegue más rápido al mercado y tenga mayor posibilidad de ventas, tuvo un efecto perjudicial en Tierra del Fuego porque Nación implementó las licencias no sólo a los productos que pueden erosionar la economía nacional a través de precios mucho menores, sino que también se aplicó a materias primas, entonces tenemos una industria como la textil que hoy en día está sufriendo una atrocidad».

Según Delamata, esta decisión dejó «a gran parte de nuestra industria textil totalmente corroída, y en muchos casos, fuera del mercado».

«Al contrario de lo que esperábamos, se aplicó sobre las materias primas y no sobre los productos terminados, entonces hoy por hoy tenemos, por ejemplo, sábanas que ingresan al país a 80 o 90 centavos de dólar, y esto hace que la producción local sufra las Licencias No Automáticas, pero esto ya fue conversado y el Gobierno Nacional lo entiende, pero hay mucha presión de la economía continental, donde la industria textil se está desarrollando cada vez más y son una competencia importante para el sector radicado en Tierra del Fuego, por lo que Nación tiene que luchar con los pedidos de ambos», señaló.

«La Ministro de la Producción nacional, Débora Giorgi, le manifestó a la gobernadora Ríos que lo que hará es reducir la cantidad de días para habilitar la automaticidad de la licencia, y por otro lado, en algunas empresas lo que se hará es darlo de baja teniendo en cuenta el perjuicio que ocasiona», aseguró.

Delamata indicó que, en el corto plazo, «lo que se está tratando es plantear la reformulación de los procesos productivos para aggiornarlos verdaderamente a lo que tiene que ver con procesos más genuinos y aptos comercialmente y poder seguir así adelante con la fabricación de productos».

«Estamos buscando una apertura del Régimen 19.640, no en cuanto empresas sino a la posibilidad de hacer productos que hoy por hoy no se están desarrollando y que pueden llegar a ser productos que hace un tiempo no existían, pero que hoy son necesarios, como decodificadores; y estamos trabajando para que los celulares se vuelvan a producir en Tierra del Fuego; así como recuperar la producción de audio; en fin, son cosas que necesitan de un apoyo de todos los sectores, no es fácil ni vender equipos de audio ni equipos de aire acondicionado si el mercado lo que está haciendo es generar un retroceso, pero es importante que todos sepamos que este tiempo de espera no es un tiempo donde uno está tratando de minimizar las pérdidas, sino que es un tiempo en el que se tienen que recobrar las energías necesarias para estar presente en el momento en que esta situación tienda a mejorar», concluyó.

Comentá la nota