El Gobierno ya tiene un nuevo proyecto para "flexibilizar" los procesos de licitación

Para convencer a la oposición, tiene énfasis en la reducción de los plazos y se aplicaría sólo para proyectos de menos de $ 2 millones. Antes el tope eran los $ 7 millones.

El oficialismo ya tiene el borrador de un nuevo proyecto de ley para flexibilizar el proceso de licitación de obras públicas. Para convencer a la oposición de que lo apruebe, la iniciativa pone énfasis en reducir los plazos y propone evitar las licitaciones públicas sólo en las obras estatales que cuesten menos de $ 2 millones.

El proyecto que el Ejecutivo envió el año pasado,y que fue resistido por los bloques opositores, apuntaba a darle permiso al Gobierno provincial y a los municipios para hacer infraestructura sin llamar a licitación cuando el presupuesto era menor a $ 7 millones.

Se trata de un asunto que desvela al gobernador Jaque, quien insistió a principios de año, pero no tuvo éxito. Diputados se negó a discutir el proyecto oficial y lo envió a comisiones con fuertes críticas. Ahora, el presidente de la Cámara Baja, Jorge Tanús, está diseñando un proyecto alternativo que contempla algunas sugerencias de la oposición pero también mantiene las pretensiones del Ejecutivo de hacer "licitaciones abreviadas".

"Estamos proponiendo modificaciones a la norma 4.316 que es la Ley de Obras Públicas. Creo que se pueden cambiar algunos plazos y montos mínimos", explicó Tanús.

Entre los cambios que tiene en mente, el legislador quiere lograr que el Consejo de Obras se expida más rápido sobre las preadjudicaciones, que es uno de los pasos del proceso licitatorio.

Pero además postula un cambio al artículo 16 de la Ley de Obras, pero menos severo que la propuesta del Ejecutivo. Tanús busca que el Estado pueda contratar por licitación privada, por concurso de precios o en forma directa, cuando el presupuesto oficial de la obra no exceda los $ 2 millones.

Es decir, $ 5 millones menos de que lo que proponía el Ejecutivo en la iniciativa que envío a la Legislatura a final de año y que fue calificado por algunas bancadas opositoras como "excesivo".

"Queremos abrir una instancia de diálogo", reflexionó Tanús. Para acordar el proyecto, hoy se juntará con el presidente de la Comisión de Obras de la Cámara baja, el diputado del peronismo concertador, Hugo Morales. Además, tendrá un encuentro con el presidente del bloque del PD, Alberto Sánchez.

"El PD propuso que había que hacer cambios respecto a los tiempos en las licitaciones, por eso queremos conversar con ellos", siguió el legislador. Si el oficialismo se asegura el aval de los demócratas y de los monobloques, podrá avanzar con el texto y ganarle la pulseada al interbloque que conformarán, en el corto plazo, radicales y cobistas.

Las discusiones que vienen

Pese a la premura que manifiesta, el Ejecutivo propone postergar el proyecto para hacer obras públicas sin llamar a la licitación por unas semanas más. Mañana, en la primera sesión de Diputados tras el receso, el oficialismo aspira a ratificar el convenio por el que se prorrogó el pago del 82% móvil para los jubilados (ver aparte) y quiere activar la discusión sobre el proyecto de atracción de inversiones y promoción del empleo.

Esta especie de "promoción industrial interna" es otro de los proyectos que el Gobierno quiso aprobar en la última sesión de Diputados antes de las vacaciones, pero no contó con la mayoría especial que necesitaba para debatirlo. Durante toda esa semana, se reunirá un plenario de comisiones que le hará cambios que permitan el tratamiento.

A fin de mes, Diputados podría discutir la Ley de Uso del Suelo que ya tiene sanción del Senado. En la Cámara baja, hay resistencia al texto aprobado, por lo tanto podría ser avalado con cambios.

Comentá la nota