"El Gobierno tiene una actitud intervencionista"

Advertencia. Alertó que la nueva ley de Medios llevará a que los empresarios amigos del Gobierno nacional compren canales de TV y radios, cuyos actuales propietarios estarían obligados a vender.
a media sanción que obtuvo en la Cámara de Diputados de la Nación el proyecto de ley de Medios que impulsa el Gobierno sigue sumando objeciones y cuestionamientos. Ayer, el reconocido periodista Nelson Castro le dijo a EL LIBERAL que esta iniciativa tiene un sesgo intervencionista de parte de la gestión de Cristina Kirchner. También advirtió que la nueva normativa será "mala" para el ejercicio de la libre expresión de las ideas.

-¿Qué opinión tiene de esta ley de Medios, como la trató el oficialismo?

-A mí no me gustó cómo la trató, yo coincido plenamente en que hace falta una nueva ley de Medios, también digo que esta ley tiene cosas buenas, pero señalo que las cosas malas que tiene son muy malas y que marca claramente una actitud del Gobierno Nacional de tener un intervencionismo en la futura relación de los medios argentinos y fundamentalmente a través de ello generar la dependencia muy fuerte de medios cada vez más pequeños de las estructuras políticas del poder de turno.

¿Qué relación tiene esto de que se limite la capacidad de las cadenas de información nacional privadas con que el Gobierno haya perdido las elecciones el 28 de junio?

-Esto es demostrativo de que tras esta ley está el enfrentamiento entre el Gobierno y Clarín, y nosotros necesitamos una ley que no sea ni a favor de Clarín ni a favor de nadie, ni contra Clarín, ni contra nadie. Necesitamos una ley que equilibre la situación de los medios, efectivamente Clarín tiene una situación de prevalencia importante, pero no de monopolio. Una de las cosas que más preocupan al Gobierno de que puedan existir cadenas nacionales que den repercusión nacional a hechos locales y esto es un tema que le perturbó muchísimo al poder, recordemos lo que pasó cuando estaban los conflictos en Santa Cruz, y esto es uno de los objetivos que persigue esta ley de Medios que va a ser mala para la independencia de los medios y para la independencia de muchos periodistas.

-¿Usted sufrió en carne propia la presión del kirchnerismo dentro de los medios, cree que esta ley les dará más armas para presionar a los periodistas?

-Por supuesto que sí, no a mí, porque finalmente nosotros tenemos dónde ir siempre, pero para muchos periodistas porque hay un tema que al obligar la ley a vender medios es muy simple la ecuación, quiénes están en condiciones de comprar medios hoy en la Argentina. Hay tantas estructuras económicas interesadas en comprar medios cuando la actividad está pasando por un momento económico difícil, hay que tener en cuenta que dos canales de aire de Buenos Aires nacionales, ni más ni menos, están en convocatoria de acreedores, que son Canal 11 y Canal 2. Entonces, quiénes van a comprar esos medios si se aplica la ley con ese artículo inconstitucional de la pérdida de derechos retroactivos. Los van a comprar solamente las empresas que son afines al Gobierno, las que están comprando medios hoy. Esto es clarísimo, matemático e indiscutible.

-¿Cree que esta ley afecta al federalismo?

-Por supuesto, yo soy un defensor del federalismo, y esto no sólo afecta a los cables sino también a las radios, porque muchas de ellas serán inviables. Yo quiero, como todo el mundo, que haya más voces. La ley supuestamente dice esto, pero cuando se mira técnicamente la ley nos damos cuenta de que lo que va a lograr es exactamente lo contrario y ésta es la preocupación.

Comentá la nota