El Gobierno también quiere ingresar al negocio de las ART

Postula la creación de una "ART estatal", que funcionaría desde el Banco Nación.
El anteproyecto de reforma de la ley de riesgos laborales que el Ministerio de Trabajo giró a la Unión Industrial y a la CGT postula la creación de una ART estatal.

"Dispónese que el Banco de la Nación Argentina constituya una Aseguradora de Riesgos del Trabajo, que quedará sujeta a idénticos requisitos, normas y controles que demás ART", dice el artículo 43 del anteproyecto. Y se aclara que quedarán afiliados a la ART Nación "todos los organismos y reparticiones de la Administración Pública Nacional, de los restantes poderes del Estado Nacional y las Universidades Nacional que a la fecha no estuvieran asegurados ni autoasegurados.".

Con esa base, la ART Nación saldría "a pelear" un mercado que hoy está repartido en una treintena de ART privadas y algunas provinciales. Hoy, por ejemplo, existe la ART Provincia ( por la Provincia de Buenos Aires),pero meses atrás el Estado provincial desafilió a su personal de la ART y optó por el autoseguro.

Como anticipó Clarín, el anteproyecto mejora las rentas e indemnizaciones de los accidentes laborales. Pero condiciona el acceso a la Justicia porque si el trabajador quiere recurrir a la Tribunales por una reparación mayor o integral, no puede percibir las indemnizaciones del sistema. Y si las cobra, puede ir a la Justicia por otros reclamos pero ya no por el daño laboral.

Los puntos centrales del anteproyecto son:

Las rentas e indemnizaciones se siguen calculando según el sueldo sujeto a aportes del trabajador y pasan a tener un piso de 250.000 pesos por el porcentaje de incapacidad, sin techo. Desde 2000, tienen un techo de 180.000 pesos más 30.000, 40.000 y 50.000 pesos en los casos de accidentes graves o mortales.

Si el trabajador accidentado es declarado "gran inválido" recibirá una renta mensual adicional de $ 1.000.

Se reconoce un 20% adicional "en compensación por cualquier otro perjuicio ocasionado". Este adicional no se aplica para los accidentes entre el domicilio y lugar de trabajo ("in itinere").

Los damnificados podrán optar por recibir la indemnización del sistema no en un pago único sino a través del sistema de renta vitalicia que administran las compañías de seguros.

El cobro de esas prestaciones en dinero implica "la aceptación y reconocimiento" por parte del trabajador de haber obtenido "a todos los efectos legales" la "reparación suficiente por el daño sufrido".

Si la Justicia determina un importe superior al que "por iguales conceptos" otorga la ley, deben deducirse las indemnizaciones pagadas, "y la cuantificación de las prestaciones médicas otorgadas y a otorgar, siempre que esos conceptos hayan sido reclamados".

Autoriza a los empleadores a contratar un seguro de responsabilidad civil, adicional al seguro obligatorio en la ART.

Las divergencias que podrían producirse con relación a las enfermedades y accidentes producidos fuera del trabajo ("llamadas inculpables"), como por ejemplo una lesión por la práctica de deportes en las horas de descanso, pasarán a ser regladas por las comisiones técnicas del sistema de riesgos del trabajo. Hasta ahora se dirimen en la Justicia laboral.

Se crean comités mixtos -empleadores y trabajadores- de prevención en las empresas de más de 50 trabajadores. Y a través de los convenios colectivos de trabajo, se podrá regular la formación de esos comités que no cuenten con delegado de personal. Por los trabajadores intervendrán en los comités mixtos los delegados o miembros de las comisiones internas sindicales.

Comentá la nota