El Gobierno también frenó el nuevo aumento del agua

Lo decidió ayer el intendente. Estaba previsto que, en marzo, se aplicara una suba del 16 por ciento que se sumaría al 64 por ciento de enero. A cambio, en el directorio dicen que habrá un fuerte ajuste.
El gobierno municipal decidió dar marcha atrás no sólo con el segundo tramo del revalúo inmobiliario sino, además, con la suba del 16 por ciento en la tarifa del agua que estaba prevista para marzo. Así, sólo queda firme el incremento del 64 por ciento que ya llegó a los hogares de los riocuartenses en enero de este año.

La decisión se tomó ayer mismo, después de que asumiera Guillermo Mana, nuevo secretario de Economía.

Tulio Giambastini, presidente del Emos, confirmó el anuncio: “Como lo anticipó el nuevo secretario Mana, queda suspendida la segunda parte del aumento que había sido anunciada en su oportunidad. Se podría aplicar más adelante porque, tal como lo ha dicho el intendente, el incremento queda en suspensión hasta tanto se considere conveniente o necesario”.

- Sin la nueva suba, ¿se complican los números del Emos?

- Seguiremos haciendo hincapié en el achicamiento de los gastos, de las horas extra, del funcionamiento, de la cuestión administrativa y nos iremos acomodando a las circunstancias y a la disponibilidad. Estaba previsto que, para seguir funcionando, el Emos necesitaba de ese aumento pero seguiremos restringiendo todas las cuestiones que, con respecto a los gastos, se puedan evitar.

Dos subas en seis meses

El ente municipal ha aplicado, en apenas seis meses, dos subas consecutivas en la tarifa. Durante las primeras semanas del gobierno de Juan Jure hubo un reajuste del 18,7 por ciento para, según dijeron las autoridades, equilibrar el cierre de las cuentas en 2008. Este año arrancó con una nueva suba, esta vez, mucho más pronunciada. Los cedulones de agua y cloacas se inflaron en un 64 por ciento y, según la ordenanza tributaria aprobada por el Concejo a fines de diciembre, todavía quedaba un 16 por ciento para completar el aumento total. Sin embargo, incluso antes de asumir, el nuevo secretario de Economía, Guillermo Mana, anunció que el segundo tramo del revalúo inmobiliaro, que contenía incrementos de hasta el 60 por ciento, quedaba suspendido.

Como consecuencia, también quedó frenada la suba en la tarifa del Emos.

Ayer, Giambastiani no quiso dar a conocer los números parciales del ente, que hasta el año pasado venía registrando un déficit mensual de 200 mil pesos. “Me he comprometido a dar un panorama completo el 27 de febrero, cuando se cumplan los vencimientos”, manifestó el titular del ente.

Ni bien comenzaron a llegar a los domicilios con los reajustes, los cedulones del Emos provocaron una inmediata ola de críticas en contra del gobierno municipal. Días antes, se habían conocido los fuertes incrementos del revalúo inmobiliario.

¿Cómo funcionará el ente municipal de obras sanitarias si, según los funcionarios, el ajuste del 16 por ciento era indispensable para el normal funcionamiento? Según adelantó el propio intendente, el gobierno tiene en preparación un programa de fuertes ajustes en los gastos que apunta a equilibrar las deficitarias cuentas del Estado.

Hasta el momento, se desconoce cuál deberá ser la magnitud del ajuste que tendrá que aplicarse en el Emos, un organismo que supo ser la niña mimada de la administración municipal.

Comentá la nota