El gobierno también duda y contrató a un inspector

El gobierno provincial contrató a un ingeniero para realizar un estudio sobre el Megaestadio de Santa Rosa concentrado en el polémico techo de la obra inconclusa. El especialista dispone de un año completo para estudiar la situación y emitir su dictamen.
El ingeniero Roberto Lorda ya tuvo intervención en fallidas obras del gobierno provincial. Fue el que opinó que las torres de la línea eléctrica entre Macachín y Santa Rosa volteadas por un tornado, sucumbieron por la mala calidad del hormigón. "Mal colado y/o falta de fino en alguna parte del hormigón" fue el dictamen que el especialista elevó a la Administración Provincial de Energía a pedido de ésta. Esas torres cayeron el 19 de febrero de este año, menos de un menos después que se desplomara otra obra pública a causa de fuertes vientos: el Polideportivo de Ataliva Roca.

Lorda, propietario de una empresa de construcción que ha ganado licitaciones para construir viviendas oficiales, también dio su opinión en otro caso que tomó estado público: las grietas en un sector del hospital Lucio Molas. El profesional sostuvo que fue por una diferencia de dilatación entre dos estructuras del edificio de distinta antigüedad. En este caso, el ingeniero consideró que la grieta no revestía peligrosidad para la estructura ni para los trabajadores del sector.

Ahora, Lorda debe buscar una respuesta a un caso que quizá sea el más complejo de su carrera: el techo del Megaestadio de Santa Rosa, o -como dice el decreto 2873/09 del Poder Ejecutivo Provincial-, el "Estadio Polideportivo Santa Rosa". Para ello, el ingeniero dispone de un plazo prolongado, 13 meses, lo que da una idea de la dificultad de la tarea a realizar.

La contratación de Lorda se conoció a través del Boletín Oficial 2870, que aunque corresponde al viernes 11 de diciembre, recién desde hace unos días está disponible en la página web del gobierno pampeano. El decreto -de fecha 28 de noviembre- es breve y se limita a aprobar la documentación técnica confeccionada para la "contratación de un ingeniero idóneo en cálculos estructurales para la inspección de la obra" de marras. La contratación se tramitó a través del expediente N° 12561/09, que además de seguir los procedimientos administrativos habituales, se encuadró en los decretos N° 540/93 y 1832/04 "en razón a la idoneidad y capacidad que requieren las tareas".

Tras ello, adjudica en forma directa la contratación del ingeniero Roberto Domingo Lorda para hacer este trabajo de inspección, tarea por la cual le pagará 350.000 pesos. Una fracción menor, 27.000 pesos, se tomará de la partida de inspección del Megaestadio del año 2009, y el resto, se imputará al presupuesto provincial 2010.

Silencio.

Desde el Gobierno provincial no hubo contestación a la inquietud planteada por la diputada Claudia Giorgis, acerca de la obra del Megaestadio. No hubo señal oficial alguna que respondiera los cuestionamientos planteados por el ingeniero Pablo de Dios Herrero, quien en su informe señaló dudas en relación al "coeficiente de seguridad recomendado" para el emprendimiento. El ministro de Obras Públicas, Pablo Benvenuto, no atendió su teléfono; y el del director de Prensa, Bruno Cazenave, respondió durante toda la tarde: "Bienvenidos al buzón de voz Claro".

Comentá la nota