Gobierno, sindicatos y empresarios discrepan en las medidas para mantener el empleo

La CGT pedirá la vuelta de la doble indemnización. Los industriales aseguran que esto desalentará nuevas contrataciones e inversiones. Por su parte, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, dijo que “hay que ir metiéndose” y analizar la situación “caso por caso”.
El Gobierno, los sindicalistas y los industriales manifestaron hoy opiniones divergentes al referirse a las medidas que deben tomarse ante el agravamiento de la situación laboral, en particular respecto de la conveniencia o no de reinstalar la doble indemnización por despido, defendida por la CGT y rechazada por los empresarios.

En ese sentido, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano dijo que reclamará al Gobierno un aumento salarial mediante una suma fija y no descartó la alternativa de la doble indemnización para los trabajadores que sean despedidos, ya que, según dijo, "hay una serie de cosas que muestran que hay una recesión". Moyano explicó su cambio de postura, ya que hasta la semana pasada aseguraba que no había despidos, en que "hasta no hace mucho, teníamos información de que no había despidos, pero ahora se están produciendo".

Respecto de la relación de la CGT con el Gobierno, señaló que "hasta ahora está bien. Esperemos que vuelva la Presidenta y seguiremos charlando sobre los temas que nos interesan a todos".

Las declaraciones de Moyano tienen lugar una semana después del fallo de la Corte Suprema de Justicia que posibilita la libertad de agremiación, que fuera resistido por la CGT y aplaudido por la CTA.

En ese sentido, Moyano advirtió que desde la central sindical "hemos acompañado, hemos sido consecuentes con el Gobierno, esto nadie lo puede negar, y queremos que se actúe de la misma forma".

Respecto del pedido de Moyano por la reimplantación de la doble indemnización, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Lascurain, sostuvo que "lo que hace es agregarle un poquito más de incertidumbre, ya que si un empresario hoy está con incertidumbre para hacer una inversión, un anuncio de este tipo trae mayor incertidumbre".

Pero otro de los planteos opuestos a Moyano provino desde la propia CGT, ya que el secretario de Interior de central sindical, Gerónimo Venegas, aseguró que ya no reclama la suma fija de 500 pesos de aumento, planteada dos meses atrás, sino "que se preserven las fuentes de trabajo" ante la actual crisis global.

Venegas aclaró no conocer "en profundidad" el proyecto, difundido este fin de semana del diputado Héctor Recalde, representante legal de la CGT, que plantearía una indemnización triple y retroactiva para los despidos, para impedir las bajas de personal y que fuera defendido, precisamente, por Moyano.

"Algo hay que hacer. Hoy no hacemos nada ¿o empezamos a aplaudir cuando despiden gente? Algo hay que hacer", desafió el líder de la CGT.

Al respecto, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, descartó que el Gobierno piense aplicar "paquetes de medidas" y que, por el contrario, afirmó que "hay que ir metiéndose" y analizar la situación "caso por caso".

Massa evitó referirse a la posibilidad de instrumentar la doble indemnización y ratificó que la obra púbica "se acelerará" para compensar los efectos de la crisis.

En el mismo sentido, el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, pidió a los sindicatos y empresas de la provincia proceder con "responsabilidad" para así "poder superar la crisis global sin que afecte nuestro nivel de actividad económica y de empleo", al tiempo que reconoció que el rubro más afectado en la provincia fue el sector de la curtiembre.

Por otra parte, el secretario adjunto de la CGT, Juan Belén, indicó que la central propicia que se aplique el procedimiento preventivo de crisis en las empresas que planean suspender o despedir personal, a fin de que el Estado estudie si esas medidas son justificadas y se puedan mejorar las compensaciones.

Comentá la nota