El Gobierno sigue sumando embajadores políticos

A Londres podría ir el ex secretario de Cultura José Nun. Y a Roma, Di Tella.
Ante la cercanía del recambio en el Congreso, donde no pocos kirchneristas abandonarán sus bancas, y con vacantes diplomáticas en capitales centrales desde hace más de un año, el Gobierno se lanzó a una danza de ofertas de jefaturas de embajadas a sus aliados.

De esta manera, Clarín pudo confirmar de altas fuentes diplomáticas que dos ciudades centrales quedarán ahora en manos de políticos y no de diplomáticos de carrera, como los antecesores de quienes las podrían ocupar. Al ex secretario de Cultura, Torcuato Di Tella se le ofreció la embajada en Roma, ciudad adonde llegará Cristina Kirchner sobre este fin de semana para su encuentro con el Papa, en su viaje junto a la chilena Michelle Bachelet. El Vaticano tiene en realidad otro representante, que es Juan Pablo Cafiero. Pero la embajada ante el Gobierno de Italia, aunque a cargo hasta ahora de la prestigiosa encargada de negocios Norma Nascimbene de Dumont, no tiene jefe desde que Vitorio Taccetti pasó a ser vicecanciller en marzo de 2008.

Londres, otra embajada clave por el conflicto de Malvinas, entre otras razones permanece vacante desde agosto de 2008, cuando su ex ocupante, Federico Mirré, se jubiló. Ahora, también confirmó Clarín, el candidato de Cristina a ocuparla es el también ex secretario de Cultura, José Nun. Y mientras que Roberto Ahuad rumbeará hacia Siria, el saliente senador pampeano Rubén Marín confirmó a Clarín que le ofrecieron la embajada ante Uruguay, pero que por ahora no ha dicho que "sí".

Comentá la nota