El Gobierno, Seros y obras sociales gremiales evaluaron difícil panorama

La integración y coordinación de políticas en torno a la prestación sanitaria pública y privada en Chubut, junto a la unificación de criterios en materia de asistencia médica-obligatoria, fueron los ejes centrales de una reunión de trabajo que funcionarios del Gobierno provincial mantuvieron en Casa de Gobierno en Rawson con directivos de Seros y representantes de distintas obras sociales sindicales.
Se analizaron en la oportunidad cuestiones relacionadas con los costos de cada prestación y con la atención de los planes médico-obligatorios. En ese sentido, el subsecretario de Salud, Ignacio Hernández, consideró que «no hay salud privada y salud pública, hay salud. La gente necesita que le demos cobertura y, en ese desafío, tenemos que juntarnos, discutir y garantizarle a toda la comunidad, tenga cualquier tipo de cobertura, la mejor salud posible».

PANORAMA COMPLICADO

Por su parte, el director nacional de Osecac, Alfredo Béliz, sostuvo que «se avizora un panorama medio complicado en 2009, las obras sociales tenemos un trabajo que hacer referente a los nuevos convenios que se van a dar y vemos que lo solicitado por algunos Colegios Médicos de la zona, no son correspondidos con la posibilidad de tener un salario como lo van a tener en 2009 los trabajadores, razón por la cual creemos que puede haber alguna suspensión del servicio», dijo.

El dirigente mercantil indicó que «vemos que el salario ha retrocedido; no son actualizados los aportes de las obras sociales para contener el sistema médico que exige nuestro beneficiario», y resaltó la convocatoria del Gobierno «para ir analizando qué se puede hacer sobre casos que en algunas obras sociales sindicales tengan suspensión de servicio».

Para el resto de las obras sociales, la preocupación es que «todos los profesionales marcan una referencia de Seros como paga y a partir de ahí venimos las obras sociales sindicales».

«Si Seros levanta algunos honorarios de profesionales, seguramente nosotros no lo vamos a poder pagar, porque dependemos mucho del salario, y si el salario no tiene alguna suba, mal pueden tener alguna suba los profesionales que atienden en la salud», afirmó Béliz.

Y ante esa situación «la alternativa o el plan B que puede ser, es que los trabajadores vuelvan a ir al Hospital Público», advirtió el dirigente.

Comentá la nota