Gobierno de Santa Cruz repudió el atentado contra la carpa docente

El Ejecutivo santacruceño, a través de varios de sus ministros, reaccionó ayer rápidamente ante lo que consideró un repudiable hecho del ataque a una carpa de protesta docente en Río Gallegos.
Un grupo de desconocidos había intentado quemar en horas de la madrugada de ayer en Río Gallegos la carpa que instalara el gremio docente (ADOSAC) en inmediaciones de la Casa de Gobierno.

Los individuos que hasta anoche no habían sido identificados, arrojaron una botella conteniendo combustible con un trapo encendido como mecha –bomba molotov- pero afortunadamente la misma cayó a pocos metros de la estructura de tela sin que llegara a encenderse, aunque los sujetos igualmente lanzaron otros elementos contundentes.

Este suceso provocó no sólo el repudio de los manifestantes que habían instalado la carpa el martes, al inicio del paro de 72 horas, sino también del propio gobierno provincial, inicialmente a través del jefe de Gabinete, Pablo González, quien "instruyó una causa penal en la Comisaría 1º de Policía, para que luego la Justicia comience a tomar las respectivas declaraciones".

MANTENDRAN GUARDIA

Por su parte, el jefe de Policía de Santa Cruz, comisario general Alejandro Martín aseguró que se mantendrá la guardia "para prever tanto la seguridad de la gente que está manifestándose en el lugar como de los ocasionales transeúntes que circulan por ahí, como así también la custodia que se mantiene sobre las instalaciones de la Casa de Gobierno".

En tanto que, el presidente del Consejo Provincial de Educación, Roberto Borselli, rechazó el violento hecho y solicitó a las autoridades policiales que "se realice una profunda investigación para esclarecer estos sucesos a la vista de toda la ciudadanía".

Además, el titular de la cartera educativa se comunicó telefónicamente con el secretario general de ADOSAC, Pedro Muñoz, para solidarizarse con los docentes que estuvieron en el momento del ataque.

En otro aspecto, recordó que el Consejo aguarda una citación de la Secretaría de Trabajo de la Provincia para otra reunión paritaria con el gremio que realiza la huelga.

MODUS OPERANDI

De acuerdo a los datos proporcionados por los docentes, alrededor de las 5:30, los desconocidos se dividieron en dos grupos, uno de los cuales también intentaron quemar un auto en la esquina cercana y el otro atacó la carpa ingresando por una especie de baldío, lanzando botellas con nafta que no se pudieron encender debido a la reacción de los docentes que estaban en el lugar, haciendo la "vigilia nocturna".

Los manifestantes corrieron para aprehender a los individuos pero estos lograron fugarse rápidamente.

Uno de los testigos comentó que eran alrededor de quince los maestros de ambos sexos que se hallaban dentro y fuera de la carpa cuando "se vio a dos tipos en una moto" que pararon en una esquina a unos 30 metros de la carpa. "Uno de ellos sacó una botella de su mochila pero no alcanzó a arrojarla a un auto que estaba estacionado cerca", relató.

Los docentes, según sus propios relatos, corrieron hacia la moto, pero en forma simultánea otros tres sujetos se acercaron hasta la carpa desde un terreno baldío "y tiraron una barra de hierro sobre nosotros" que pegó sobre otro auto estacionado.

También amparados por la oscuridad más desconocidos rompieron dos botellas con nafta sobre la vereda y el combustible llegó prácticamente hasta la carpa sin que pudiera encenderse, tras lo cual huyeron del lugar.

Comentá la nota