El gobierno sale a inyectar pesos para calmar mercados

Buscan que tasas no sigan subiendo y que pueda retornar crédito (aunque sea a corto plazo) a empresas.

Las AFJP aumentaron depósitos a plazo fijo en lo que va del mes por $ 500 M por una decisión oficial. ANSeS comprará fideicomisos para reanimar el consumo. BCRA habilita otra ventanilla para bancos.Por: Pablo Wende

El gobierno desplegó una ofensiva para dotar de liquidez al mercado y procurar una reducción gradual de las tasas de interés, que no bajan de 35% para préstamos de cortísimo plazo a compañías de primera línea.

La ANSeS tomó la delantera con una suscripción más agresiva de fideicomisos financieros para que no se corte del todo el crédito para consumo, las AFJP recibieron la «sugerencia» en los últimos días de incrementar los depósitos a plazo fijo en bancos privados. El Banco Nación, por su parte, ofrecerá una nueva línea de créditos para las pymes a tasas mucho más bajas que las actuales y el Banco Central puso a disposición una facilidad crediticia para asistir con liquidez a los bancos contra la entrega de cartera comercial.

Luego de varias semanas de aumento continuo de las tasas, que llegaron a más de 26% para plazos fijos mayoristas, ayer fue el primer día en que se notó algo de alivio en el mercado. Aunque los rendimientos siguen elevadísimos, ayer la BADLAR (tasa para colocaciones de más de un millón de pesos) se ubicó en 25% promedio, al menos dejó de incrementarse el costo del dinero.

En los últimos días se produjeron reuniones de Amado Boudou, titular de la ANSeS, con representantes de entidades financieras, y de otros funcionarios de la Casa Rosada con representantes de las casas de electrodomésticos. Los empresarios manifestaron su gran preocupación por la imposibilidad de descargar la cartera de préstamos y hacerse de efectivo para seguir financiando el consumo. «Si esto se prolonga un tiempo más, serán inevitables los despidos», indicaron. Aunque la preocupación es generalizada, las cadenas con más presencia en el interior son las más preocupadas por la baja de ventas y los problemas para conseguir dinero fresco. La convocatoria de acreedores por parte de Circuit City, la segunda cadena de venta de electrodomésticos en los Estados Unidos, terminó de encender la luz roja.

La ANSeS ya compró partede las emisiones de por lo menos tres fideicomisos: Fidebica, Favacard (ambos la semana pasada) y anteayer también participó en la emisión de Consubono, de la red Frávega. La tasa a la que suscribió la emisión fue de 28,5% anual, junto con otros inversores que adquirieron cuotapartes de un lanzamiento total de $ 40 millones.

Boudou se comprometió a destinar unos $ 130 millones mensuales a este tipo de instrumentos, que resultaron fundamentales para mantener la rueda del crédito destinado a electrodomésticos y otros bienes. El organismo no compraría la totalidad de las colocaciones, sino que se limitaría a participar con un límite de 30%. El resto debe ser colocado entre otros inversores del mercado (tanto inversores individuales como institucionales).

Megabono

Hoy se está cerrando otra emisión por $ 40 millones. Se trata de Megabono de la red Megatone, y también recibirá aportes de la ANSeS, se estima a una tasa similar al colocado el lunes. Con esta participación, Boudou procura ocupar el lugar que quedó prácticamente vacío ante la decisión del gobierno de avanzar con la reestatización de las AFJP. Eran los fondos de pensión, de hecho, los principales compradores de este tipo de instrumento.

En las últimas dos semanas, desde que fueron autorizadas a volver a operar en el mercado, las AFJP se dedicaron fundamentalmente a incrementar sus inversiones en plazo fijo. La sugerencia fue, obviamente, de la Superintendencia del sector, manejada por Boudou, pero que tiene a Sergio Chodos al frente del manejo operativo (es el gerente general). Como resultado, las colocaciones netas de los fondos de pensión ascendieron a unos $ 500 millones en 15 días, lo que ayudó a contrapesar parcialmente la fuga de depósitos del sector privado.

Como las compañías reciben por estos días los aportes de los trabajadores, poseen mayor liquidez y la están volcando en el sistema financiero a través de plazos fijos a tasas altas (ayer se pactaron a 25% en promedio).

Para el gobierno resulta clavetratar de estabilizar las variables financieras, es decir, mantener el dólar sin cambios (ayer cerró en $ 3,32) y calmar las tasas. Esto adquiere especial importancia a medida que se acerca el tratamiento en el Senado para la reestatización de las jubilaciones.

Comentá la nota