El Gobierno sale a cobrar deudas para sostener la recaudación en un año duro

Desde Hacienda se aclaró que "no se trata de una moratoria, sino de una quita de intereses resarcitorios".
Con la convicción de que "tenemos la crisis encima" el gobierno provincial salió a buscar más plata y para sostener la que actualmente está recaudando. Por ese motivo, al tiempo que negocia con la Nación mayores fondos (ver aparte), se muestra dispuesto a renunciar al cobro de multas e intereses para facilitar a los contribuyentes el pago de los tributos provinciales.

La definición en los próximos quince días del presupuesto provincial 2009 parece orientarse cada vez más a una copia levemente modificada del de 2008, antes que a una pauta nueva y mucho más abultada de gastos, con el objetivo de minimizar los riesgos de tener déficit.

El Ministerio de Hacienda anunció ayer el lanzamiento de un plan excepcional de regularización de deudas, que regirá por dos meses e incluye una reducción del 80% de los intereses resarcitorios (1,5% mensual) de deudas tributarias vencidas al 30 de setiembre, siempre y cuando el pago sea al contado.

El plan abarca tanto a los Ingresos Brutos como a los impuestos patrimoniales y Sellos y se articula con las facilidades de pago ya vigentes. Éstas contemplan la reducción de intereses de hasta el 65% en deudas vencidas hasta el 30 de setiembre, cuando el pago sea en doce cuotas, a lo que se agregan reducciones de hasta el 90% en multas.

Hacienda de la provincia se encargó de destacar que "no se trata de una moratoria porque no hay quitas de capital sino reducción de intereses resarcitorios" al tiempo que rescató la vigencia de los beneficios (entre otros de tasa cero) para quienes se mantengan al día con los pagos de impuesto. Es que "los cumplidores tienen hasta el 15% de descuento en el capital en los impuestos patrimoniales (automotor e inmobiliario)".

Así lo hicieron saber ayer en conferencia de prensa el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, los subsecretarios de Hacienda, Mario Granados, y de Financiamiento, Raúl Mercau, y la directora general de Rentas, Alicia Chacón.

El gobierno de Celso Jaque espera para el año entrante una reducción del 8 al 4% en el crecimiento anual de la economía mendocina y estima que existirá una menor toma de empleo más que desempleo.

Por ese motivo salió a ofrecer "incentivos al pago de impuestos" que permitan sostener el ritmo de recaudación y evitar que éste pueda verse resentido por la crisis de la economía de mercado que, tras explotar en Estados Unidos, viene descargando sus efectos sobre el resto del mundo.

En su afán por mantener la recaudación provincial, la Dirección de Rentas inició distintos "acercamientos" con los contribuyentes. Para ello ello firmó un convenio de colaboración con el Colegio de Abogados, que permite la presencia de Rentas en las instalaciones que tiene el Colegio en el Palacio Judicial, para agilizar la liquidación y el asesoramiento en materia de cálculo de la tasa de justicia e impuesto de Sellos.

Con esa misma finalidad, la Dirección General de Rentas viene difundiendo sus servicios en su stand de la Feria Internacional Aconcagua. Ahí los visitantes pueden pueden consultar sus deudas de impuestos provinciales, tal cual lo hacen en la sede central de Rentas en la Casa de Gobierno o en las delegaciones y receptorías de toda la provincia.

Comentá la nota