El Gobierno saldrá la semana que viene a comprar uvas

El precio de la uva sigue planchado y producto de la especulación de un reducido grupo de empresarios se está dando por tierra la posibilidad de conseguir rentabilidad en el sector productivo.
Prácticamente no han tenido ningún efecto las acciones oficiales y el lanzamiento del fideicomiso con Fiduciaria Mendoza donde se subsidia el precio de la uva a $0,55 hasta 150.000 kilogramos o el 30% de la producción. La realidad es que en la actualidad hay muy pocas operaciones en este sentido y con ello se agravó la situación de los productores vitícolas que reclaman una intervención del Estado.

De hecho, se supo que el Gobierno está listo para salir a comprar uvas a $0,55. Por ello se firmaría un acuerdo con la Cámara Vitivinícola y la Cámara de Bodegueros para tener un mayor porcentaje de cobertura en la provincia. Lo cierto es que entendiendo cómo se comporta el mercado de la vitivinicultura, la idea que tiene el gobierno provincial es adquirir unos 15 ó 20 millones de kilos. Estas uvas serían destinadas a la elaboración de mosto. El producto que se obtenga luego se lo comercializaría a las empresas exportadoras o sería el mismo Estado el que vendería el producto final.

Para comenzar con esta operatoria, sólo resta firmar una adhenda al fideicomiso que aprueba la compra de uvas a $0,55. Según se supo, hay un acuerdo entre las provincias para hacer esta acción de intervención.

Sin embargo, hay sectores que ven con sentido crítico esta opción ya que cuando el Estado intervino se generaron graves problemas. De hecho, en gestiones anteriores los vinos del Estado tuvieron graves problemas y en muchos casos quedaron en las Vasijas porque estaban en mal estado. Por otro lado, otros sectores manifiestan que si bien la vitivinicultura tiene una fuerte influencia social, desde siempre han sido los privilegiados.

Comentá la nota