El Gobierno no sabe si habrá dinero para aumentos salariales

Se necesitarían entre 250 y 500 millones extra para pagarlos. Jaque amenaza con vetar la ley que sacó la Legislatura por los recortes.

La Provincia tiene su Ley de Presupuesto para este año, pero en realidad no está claro qué va a pasar con las cuentas públicas. Ni siquiera lo sabe con precisión el Gobierno, que amenaza con vetar esa norma debido a los recortes que recibió en la Legislatura. Y antes de poder sacar conclusiones hay un problema en el horizonte: tampoco está claro de dónde saldrá la plata para hacer frente a los acuerdos salariales que surjan de las paritarias que empezarán en semanas.

Algunas estimaciones hablan que al menos se necesitarán entre 250 y 500 millones de pesos extra a los 4 mil millones previstos para salarios. Cualquier monto que sea, por ahora pasará casi directamente a convertirse en déficit.

Las negociaciones deberían comenzar en febrero, según indica el propio presupuesto. Pero hay muchas chances de que Jaque vete ese artículo, Pero no sería el único.

En los primeros análisis luego de la aprobación lograda en el Senado, el Poder Ejecutivo se muestra "preocupado" y aseguran que "corren peligro" algunos servicios por el recorte de 247 millones de pesos que impuso la Legislatura a la pauta de gastos. Por eso, también anunciaron que utilizaran todas las herramientas legales necesarias para "revertir la situación".

Esto significa que Jaque vetará los artículos que crea conveniente y también buscará proyectos que le garanticen mayor gasto. Incluso, no descartan en el Ejecutivo que el presupuesto sea vetado de manera completa. "Es mejor tener un presupuesto que no tenerlo. Pero no se descarta nada. Se había mandado una pauta muy responsable y la Legislatura ha impuesto un recorte muy importante, sin indicar en qué hay que achicar gastos. Tenemos que analizar si esto afectará los servicios básicos", dijo Pablo Frigolé, subsecretario de Financiamiento del Ministerio de Hacienda.

Las cuentas para el Ejecutivo son más grandes aún. Ahora también tendrá que sumar a sus previsiones los 31 millones de pesos que los legisladores se comprometieron a otorgarle al Poder Judicial. Esa modificación se realizaría en febrero, en una sesión especial, siempre y cuando Jaque envíe el proyecto.

En duda

Para conseguir los votos necesarios en la Legislatura para aprobar el Presupuesto, los bloques oficialistas acordaron con los demócratas algunas modificaciones al proyecto enviado por Jaque. Los cambios centrales fueron recortar 247 millones de pesos que originalmente figuraban como déficit por el pago a proveedores y eliminar los "superpoderes" que el Gobierno quería tener para declarar emergencias.

El acuerdo se mantuvo en ambas cámaras y ahora el Ejecutivo amenaza con volver hacia atrás. Mañana, el gabinete analizará la estrategia legal para vetar o "remendar" lo que no les gusta. "No se puede pasar de un déficit de casi 500 millones a cero de golpe. Se ha demostrado que las políticas de déficit cero no son buenas en tiempos de crisis, porque el Estado tiene que seguir funcionando. Ya habíamos realizado ajustes internos muy importantes y ahora los legisladores imponen esto", dijo Frigolé.

Legisladores del Partido Demócrata aseguraron que en el acuerdo estaba incluido los sectores donde se podían recortar los 247 millones.

Quienes también analizan una estrategia legal son los representantes del cobista Frente Cívico. En los próximos días, harán una presentación en la Justicia para que sea declarado nulo el presupuesto. La objeción apunta a que, según ellos, la norma necesitaba la aprobación con dos tercios de los votos de ambas cámaras porque hay endeudamiento. En total, son cerca de 20 los artículos cuestionados, entre los que están el 7, el 8 y el 81. "Salvo que haya una explosión de la actividad económica, o que llegue mucha ayuda de la Nación, seguramente vamos a llegar a agosto o setiembre con serios problemas financieros", aseguró Daniel Vilches, diputado de la UCR.

La pauta salarial es una de las cuestiones que más preocupa. "Si se tiene en cuenta un aumento mínimo, van a necesitar financiamiento", aseguró Vilches. El Gobierno previó un gasto de 4.100 millones para el pago de sueldos. Y aunque creen que ese monto está "inflado", en la oposición calculan que necesitarán entre 250 y 500 millones extra.

Comentá la nota