El Gobierno retomó la negociación por el canje de la deuda externa

Esta semana habría una operación con Boden. Y avanzan con otros bonos.
Con la mayor discresión, el Gobierno retomó la negociación por el canje de la deuda. Hay una operación con bonos en marcha, que podría ser anunciado esta misma semana. Se presentó nueva documentación ante las autoridades bursátiles de los Estados Unidos. Las negociaciones con los bancos se intensificaron. "Queremos cambiar el ambiente financiero", dicen los funcionarios, aunque reconocen también que hay alguna presión de las entidades financieras para cerrar alguna de las operaciones que se vinieron anunciando desde setiembre pasado.

En setiembre, Cristina Kirchner anunció que se pagaría al Club de París. Ese mismo mes, se puso en marcha una segunda etapa: la renegociación de la deuda con quienes quedaron afuera del canje (hold outs). Luego la crisis financiera globlal golpeó fuerte las puertas de la economía argentina y todo ello quedó en el olvido. Pero ahora el Gobierno está revitalizando esa línea de trabajo.

"Los bancos son los que están con más apuro -reconoce un funcionario-, porque hubo acuerdos y ahora quieren cerrar los canjes, por las comisiones, claro".

"Pero también hay mucho interés de parte de los bonistas que quedaron afuera del canje", dicen otros funcionarios. Es el caso del grupo Gramercy (ver Bonistas...). Pero también se ha visto en la Casa Rosada a representantes de los fondos Templeton y Fintech, que quieren canjear los bonos en default que tienen en su cartera.

En esa línea, a principios de mes el Gobierno dio un paso importante. "Presentamos el prospecto definitivo del canje de los holds out en la SEC", aseguró una alta fuente oficial. El prospecto es una descripción de la oferta del canje, y la SEC es la máxima autoridad bursátil de los EE.UU.

En octubre, la oferta del canje armada por los bancos Barclays, Citi y Deutsche incluía tanto a los hold outs como a los llamados Préstamos Garantizados (PG), papeles en poder de los bancos que concentran gran parte de los vencimientos del año próximo. "También volvimos a hablar de los PG -reconocen en la Casa Rosada-. En la última semana hubo tres reuniones sobre ese tema puntual. Pero aún no hay nada definido."

En lo que sí hay avance, e importante, es en otro canje de bonos. Organizada también por Barclays, Citi y Deustche, la operación se concretaría esta misma semana. Es el intercambio de 10.000 millones de pesos en Boden 2012 por Discount en dólares, uno a uno. Los tenedores de los bonos son inversores institucionales extranjeros. Y esos Boden representan un vencimiento muy fuerte en agosto del año próximo.

"Las ofertas que se están haciendo ahora -aclaran los funcionarios-, no son las mismas que en octubre pasado, claro. Nos estamos adecuando a la nueva realidad". En el mercado financiero dicen, por caso, que para los hold out no habrá cupones ajustados al PBI.

"Pero de todas maneras lo que estamos tratando de hacer -señalan en el Gobierno-, es volver a colocar al país en el mercado financiero. Abrir el camino para que, además, las empresas argentinas puedan conseguir financiación internacional".

"No hay nada concreto cerrado -dicen en el ministerio de Economía-, pero en estas cosas se manejan sobre todo tiempos políticos". Y eso es lo que sucederá, por supuesto. Tanto que se escuchan por estas horas versiones de que así como el Gobierno usó los últimos días para una cadena de anuncios que buscaron impulsar el consumo, ahora se vendrían una cadena de lanzamientos financieros. Más allá de la licitación de fondos de la ANSeS mañana (ver pág. 8), se escuchan rumores acerca de "una serie de operaciones de fuerte impacto en el mercado de capitales". Las fuentes se cierran cuando se pregunta de qué se trata.

"El objetivo es volver a darle dinamismo al mercado de capitales", aseguran en Gobierno.

Comentá la nota