El gobierno recibió a ATE y reiteró que no hay plata.

El gobierno recibió a ATE y reiteró que no hay plata.
Tobares se reunió con los sindicalistas. Confirmó que no habrá incremento salarial por ahora. Se habló del retorno de las paritarias, y se otorgaron algunas cuestiones menores, como el descuento por planilla para afiliados de gastos y compras realizadas.
Después de una reunión reservada que tuvo el gobernador Jorge Sapag en Junín de los Andes con el secretario general de ATE, Ernesto Contreras, el ministro Jorge Tobares recibió este martes a representantes de ese sindicato estatal, a quienes reiteró la “imposibilidad” de la actual gestión de otorgar un incremento salarial como el que pide el gremio.

Tobares recibió a los sindicalistas en su despacho, para analizar los puntos incluidos en el petitorio que el gremio entregó en noviembre del año pasado. Además “se trataron otros temas como viviendas, salud e incremento salarial”, se informó oficialmente.

El ministro señaló que Neuquén “no puede en este momento afrontar una suba de salarios como la exigida por el gremio”. Realizó una explicación detallada de los ingresos de la provincia, y sostuvo que la incertidumbre que genera la crisis actual deviene en que el gobierno provincial no pueda comprometerse a un incremento. “Aunque quisiéramos darlo, la provincia no cuenta actualmente con los fondos suficientes”, dijo.

También subrayó que la provincia se encuentra trabajando fuertemente para generar mayores ingresos y que se espera tener resultados en un plazo no muy lejano.

Desde la Coordinación Técnica Administrativa del ministerio, se informó que avanzaron en puntos específicos incluidos en el petitorio entregado por el gremio, de los cuales los principales temas abordados fueron las asignaciones familiares, los descuentos al gremio y la convocatoria a paritarias.

Desde el ministerio señalaron que la mayoría de los puntos que incluía el petitorio se están cumpliendo y que trabajan en la convocatoria de paritarias para cada uno de los sectores. Se anunció la asignación de un código de descuento para que se le debite directamente a los afiliados, por prestaciones y compras, directamente a través del gremio. “Son descuentos específicos en los cuales interviene ATE como intermediario” explicaron.

En cuanto a las asignaciones familiares, el ministro les comunicó que ya se trabaja para tratar de equiparar los pagos e importes con Nación, dándole prioridad a la asignación escolar.

Sobre el tema viviendas Tobares explicó que ya existe un cupo de 50 viviendas para el gremio, y que personal de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) trabaja para crear posibilidades de acceso a viviendas, construcción, ampliación, refacción y la creación de fideicomisos mixtos para compras de terrenos con servicios y construcción. Explicaron que la idea es trabajar con un recupero, para de esta forma generar una reinversión y crear un proceso cada vez mejor en cuanto al acceso de viviendas.

Comentá la nota