El Gobierno reabre el canje de préstamos garantizados

El Gobierno reabre el canje de préstamos garantizados
El objetivo es tentar al 3% que no entró en la primera etapa. Una vez finalizado el tramo local, comenzará el capítulo internacional, con vistas a renegociar otros $16.000 millones
El Gobierno reabrirá hoy el canje de deuda de Préstamos Garantizados (PG) e iniciará las negociaciones sobre el tramo internacional con vistas a renegociar otros 16.000 millones de pesos que vencen entre este año y el 2011.

Tal como lo anunció la semana pasada el jefe de Gabinete, Sergio Massa, este lunes se abre el tramo local del canje, para absorber el restante 3% que no ingresó en la primera etapa.

La operación superó todas las expectativas al recibir ofertas por el 97% de los 15.000 millones de pesos que estaban emitidos en estos títulos en la plaza local.

Ahora, y por diez días, quienes no ingresaron a la primera etapa del canje podrán hacerlo a través del Mercado Abierto Electrónico.

Los PG fueron títulos emitidos a fines de la convertibilidad que se reajustaban con el índice de inflación minorista, los cuales tenían muy poca aceptación en el circuito financiero.

Los bancos eran sus principales tenedores y a cambio de estos títulos recibieron un bono en peso con vencimiento en 2014, con una tasa del 15,4%, que a partir del año próximo se reajustará con la que se paga en el mercado mayorista (Badlar) más un plus del 2,75 por ciento.

Esta operación le permitió al Gobierno diferir el pago de 5.400 millones de pesos menos de deuda, además de una rebaja adicional de 300 millones de pesos para este año. Esto "mejora el perfil de deuda argentina, de vencimientos", dijo Massa.

Este año la Argentina debe pagar deudas por 20.000 millones de dólares, muchas de las cuales son refinanciables.

Mientras se produce la reapertura del canje local, la Secretaría de Finanzas retomará el diálogo con los bancos Citi, Deutsche y Barcklays, que serán la antesala de la apertura del tramo internacional por otros 16.000 millones de pesos en PG.

Massa consideró la semana pasada que "es una buena posibilidad de hacer converger los intereses de tenedores y de la Argentina" y adelantó que, en función de la confianza generada en tenedores de deuda, "el Gobierno podría realizar una nueva colocación a nivel local de deuda pública".

En tanto la negociación con quienes quedaron fuera del canje de 2005 "es una operación diferente a la de los préstamos garantizados", dijo Massa.

El canje de los PG fue recibido con beneplácito tanto por analistas locales como extranjeros.

"La Argentina ha resuelto su problema de refinanciamiento para este año y tal vez para el próximo", dijo Igor Arsenin, estratega de mercados emergentes de Credit Suisse en Nueva York, según un despacho de la agencia de noticias Bloomberg.

Por su parte, la economista de Credit Suisse, Carola Sandy, señaló en un reporte que espera que la participación de inversores extranjeros sea "relativamente alta" cuando el Gobierno abra ese tramo.

También el economista Fausto Spotorno, de Orlando Ferreres & Asociados, consideró que el canje "reduce la necesidad de financiamiento del Estado" y descomprime el panorama financiero.

En tanto, el economista José Siaba Serrate consideró que "conseguir despejar el horizonte a una tasa fija de 15,4% es bastante conveniente para el Gobierno, porque le permite ocuparse de otros temas dentro del programa financiero".

Comentá la nota