El Gobierno ratificó su decisión de garantizar los puestos laborales.

El Gobierno ratificó su decisión de garantizar los puestos laborales.
El ministro Aramburu afirmó que el Ejecutivo lleva adelante todas las medidas a si alcance para evitar que la coyuntura repercuta en el nivel de empleo. Pero advirtió que "la situación del sector privado se maneja por leyes de mercado" y la intervención del Estado es limitada.
USHUAIA.- El ministro de Gobierno de la Provincia, Guillermo Aramburu, aseguró que el Ejecutivo buscará implementar todas las políticas que estén a su alcance "para garantizar los puestos laborales" en el marco de la crisis que afecta al sector privado, pero observó que "la situación del sector privado se maneja por leyes de mercado y no hay posibilidad de inmediatez en cuanto a la intervención desde el Estado".

El funcionario remarcó que "desde el Gobierno se pueden generar políticas sociales de producción, espacios de economía social o incentivos", pero que en materia de preservación de puestos de trabajo "el Estado sólo puede oficiar de mediador; no hay que olvidar que en la faz privada el mercado laboral se rige justamente por las leyes de mercado".

El funcionario hizo hincapié en que las diferentes gestiones encaradas por el Gobierno "pretenden defender las fuentes de trabajo", y citó en este sentido el encuentro mantenido en Buenos Aires por la gobernadora Fabiana Ríos con la ministra de la Producción, Débora Giorgi, donde "se abordaron dos áreas muy puntuales como lo son la situación de los textiles y de las electrónicas, y el eje del debate con las autoridades nacionales fue el mantenimiento de las fuentes de trabajo fueguinas".

Asimismo, recordó que el panorama de crisis "ya se aventuraba en 2008", ante lo cual desde el Gobierno "se llevaron a cabo distintas medidas para lograr acotar los efectos". Y agregó: "Traigo a la memoria que el año pasado con el sector privado en particular se definió por decreto la convocatoria a una Comisión de Seguimiento Laboral".

"Esta Comisión tenía como eje encauzar la discusión entre el sector del trabajo y el sector empleador; pero esto no prosperó quizás producto de las distintas mezquindades que cada uno manifestaba, pero lo cierto es que desde el Ejecutivo se propuso ir analizando y previendo esta situación generada por la crisis financiera global", señaló.

Finalmente, el titular de la cartera política del Gobierno del ARI advirtió que "las proyecciones no son las mejores", apuntando a la retracción del consumo y la caída de los recursos de coparticipación que son girados por la Nación "que repercuten en las arcas del Estado".

Comentá la nota