El gobierno ratificó la construcción del hospital materno-infantil

El gobierno provincial salió a ratificar ayer el anuncio del gobernador Oscar Mario Jorge sobre la futura construcción de un Hospital Materno Infantil en la ciudad de Santa Rosa y adelantó que su emplazamiento del mismo, posiblemente, se realice en el predio del Hospital Lucio Molas, al norte de esta capital.
Las fuentes consultadas por LA ARENA resaltaron que el proyecto es una prioridad del mandatario y revelaron que dentro de los acuerdos firmados la semana pasada con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, hay una partida de 20 millones de pesos para la edificación del nuevo nosocomio.

El gobierno insistió con el anuncio a través de un parte de prensa difundido anoche donde el subsecretario de Salud, Luis Ordóñez, se pareció desdecirse de lo que había comentado en horas de la mañana en diálogo con Radio Noticias. En sus declaraciones radiales había afirmado: "Nadie ha dicho que se va a hacer un edificio en otro lugar, con todo el equipamiento nuevo, la infraestructura nueva y el personal nuevo. Al contrario debemos optimizar lo que ya tenemos".

Incluso, cuando lo consultaron por el lugar específico donde se construiría, afirmó que había lugar disponible en la zona oeste del predio del Molas y que los arquitectos definirían cuál sería la "mejor ubicación para estos anexos".

Correctivo.

Por la noche, en el boletín de prensa del gobierno, el propio funcionario apareció hablando del "nuevo hospital" que se construirá en la ciudad. "En este momento en el Molas estamos atendiendo 1.200 partos por año, algo así como tres partos por día, que estaríamos centralizando en el nuevo Hospital, lo que permitiría mejorar la calidad en la atención del binomio madre-hijo", fue su frase, según la versión oficial.

Ante la confusión generada, este diario dialogó con una alta fuente gubernamental que confirmó que no se anexarán nuevos espacios al Molas, sino que se construirá un nosocomio y que posiblemente se levante en el mismo predio que ocupa el Molas.

En sus declaraciones de la noche, Ordóñez explicó que la idea de construir el nuevo nosocomio en esos terrenos tiene que ver con el aprovechamiento de la infraestructura, en alusión a los servicios de gas natural, cloacas, agua potable y transporte público de pasajeros. Además explicó la fácil accesibilidad en caso de emergencias, y la importancia de la cercanía con el principal centro de salud de la provincia.

Mortalidad.

La coordinadora de Maternidad e Infancia, María Costa, precisó en el boletín de prensa que el nuevo establecimiento asistencial cumplirá con las normas CONE (Condiciones Obstétricas Neonatales Específicas). Su planificación, dijo, contará con la colaboración de los profesionales médicos de la especialidad y aclaró que también están incluidas en la funcionalidad del establecimiento una serie de redes que comprenden la red de derivación, laboratorio e información.

Costa aseguró que otro aspecto que se reforzará con el hospital Materno-Infantil es el preventivo, ya que permitirá profundizar el trabajo para cumplir con los objetivos del desarrollo del milenio, con respecto a disminuir la mortalidad infantil y materna, fortalecer los servicios sociales y psicológicos, realizar un mayor seguimiento de los nacimientos de alto riesgo, reforzar las actividades de lactancia materna y trabajar fuertemente sobre los derechos sexuales y reproductivos y sobre los derechos de la mujer y de género.

Comentá la nota