El gobierno ratifica su política de estatizar las deudas de empresas fundidas

Y de pasarle al Estado las deudas crediticias que el sector agropecuario no ha pagado. Es el caso del fideicomiso armado para refinanciar con el Banco Nación el endeudamiento de un centenar de productores. Allí la provincia se hace cargo de cobrarle a los morosos y de garantizar el pago con fondos de la coparticipación.
El gobernador Luis Beder Herrera ratificó su compromiso de apoyar al plan productivo provincial en marcha y su objetivo de demostrar que el Estado es capaz de administrar emprendimientos productivos en forma eficiente.

El mandatario encabezó una reunión informativa sobre la refinanciación de créditos a deudores del Banco de la Nación Argentina. El evento se realizó en la sala "Espacio 73" y contó con la presencia del ministro de Hacienda, Ricardo Guerra, la senadora Teresita Quintela, las diputadas nacionales, Hilda Aguirre de Soria y Griselda Herrera, intendentes, diputados, representantes de las entidades productivas provinciales y productores.

Durante la reunión, el gobernador explicó que las deudas de los productores con el Banco Nación fueron "traspasadas" al Estado Provincial mediante "una especie de fideicomiso", a partir del cual la Provincia refinanciará estos créditos en cuotas fijas y en un plazo de hasta 15 años.

Los créditos también podrán ser devueltos mediante el sistema de cancelación anticipada hasta en doce cuotas cuyos montos no podrán ser inferiores a los dos mil pesos.

La operatoria beneficiará a 102 productores agrícolas radicados en distintos departamentos de la provincia. El fideicomiso se concretó en el marco de un convenio firmado tiempo atrás por el gobernador Beder Herrera y las autoridades de la entidad crediticia.

El gobernador dijo que este proceso de refinanciación de las deudas apunta a darles "paz y tranquilidad" a estos productores y hacerles saber que el Estado no va a lucrar con ellos.

Explicó además que la modalidad de devolución de los créditos otorga beneficiosas condiciones para que cada deudor pueda cumplir con estas obligaciones. "Y si no pueden pagar las cuotas, vengan y acuerden con el ministro el plan que ustedes puedan pagar. No queremos quedarnos con sus propiedades porque ese no es ningún negocio", agregó.

Asimismo, resaltó la necesidad de que el proceso de recupero de los créditos refinanciados se realice en forma eficiente debido a que la operatoria se realizó con la garantía de los fondos extra-coparticipables de la provincia.

El mandatario expresó que el objetivo de esta renegociación de los créditos es que los deudores puedan volver a gestionar créditos, afrontar sus obligaciones y seguir produciendo y creando empleo en la provincia.

Volver al crédito

En la oportunidad, el ministro Guerra, explicó que la operatoria beneficiará a los productores que se encuentran en situación irregular y a los créditos transferidos y reprogramados.

La refinanciación apunta a reactivar la productividad del sector agropecuario y alcanzar una solución posible y duradera en beneficio de estos deudores.

El informe de Guerra abordó las políticas de recupero de los créditos, los plazos de financiación; los beneficios de adhesión a la operatoria; garantías; opciones de cancelación anticipada, sistema de amortización de deudas, y se realizaron simulaciones de deudas actualizadas, el saldo final fideicomitido y las cuotas mensuales o anuales con distintos plazos.

Plan Productivo Provincial

El gobernador explicó que este proceso de refinanciación de deudas con el Banco Nación es solo una de las líneas de apoyo al sector productivo provincial y anunció que en estos días estará llegando el equipamiento para instalar dos mil kilómetros de líneas eléctricas que brindarán este servicio esencial en la zona rural de todos los Departamentos.

Este plan de electrificación rural se realizará a partir del aporte de la mano de obra por parte de los respectivos Gobiernos Municipales y de los propios productores que se verán beneficiados con esta infraestructura.

Beder Herrera entendió que el servicio de energía es esencial para que extraer agua del subsuelo en diversas zonas que requieren de este elemento vital para el consumo humano y la realización de actividades productivas.

En este marco, también se mostró interesado en que cada sector de la producción cuente con un "plan director" que contenga una planificación y medidas estructurales que propicien su óptimo desarrollo en la Provincia y anunció la entrega de 500 mil plantas de vid a productores de este sector. El primer plan sectorial corresponderá a la industria olivícola, pero también seguirán este paso los productores nogaleros y vitivinicultores, entre otros.

Finalmente, el gobernador se mostró esperanzado en el éxito del trabajo de la planta de procesamiento de productos del sector agrícola en Chilecito, Agroandina S.A y las fincas creadas bajo la figura de una Sociedad Anónima "para demostrar a propios y extraños que somos tan o más capaces que los privados de manejar una finca".

La refinanciación

El ministro de Hacienda Ricardo Guerra explicó que el sistema de refinanciación de deudas contraídas por productores agrícolas riojanos con el Banco Nación "apunta a que estos trabajadores sigan produciendo e invirtiendo en la provincia".

Al citar algunos ejemplos, el funcionario explicó que la posibilidad de refinanciar los pasivos en 15 años permitirá que el capital a devolver por cada productor a la Provincia represente entre 20 y el 30 por ciento de la deuda que calcularía el Banco, conforme a sus reglamentaciones.

Es decir, la operatoria permitirá que cada productor endeudado pueda refinanciar sus pasivos en forma "muy conveniente, comenzando por un importe muy inferior al que tendría que afrontar si la deuda fuera calculada por el banco", agregó.

Finalmente, Guerra entendió que esta línea de refinanciación permitirá que los productores vuelvan a tener acceso al crédito, mejorar su producción y crear empleo.

Comentá la nota