El gobierno dio a un radical la producción de tomates, como ‘muestra pluralista’

Lo dijo el Gobernador, al citar ejemplos para mejorar la calidad institucional en la provincia. ‘Hemos puesto al dirigente radical José Luis Bellia a manejar la planta de la ex Cofilar, que en dos años deberá producir 2 mil hectáreas de tomates. Es una muestra de apertura’, precisó.
Para el gobierno, la decisión de confiarle a un dirigente radical la administración de la planta agroindustrial de la ex cooperativa Cofilar de Chilecito, donde se impulsa un plan de producción de miles de hectáreas de tomates, forma parte de ‘una muestra de apertura’ que hace a ‘la calidad institucional’ que pretende la gestión de Luis Beder Herrera.

Al respecto, el gobernador sostuvo que ‘no solo tenemos gestos con gente de nuestro partido (por la designación del ex mazista Adolfo Scaglioni en Aguas de La Rioja) sino que los hemos tenido con orgullosos radicales que levantan sus banderas, como el caso -que para mí es clave- de la planta que era Cofilar, donde hemos puesto al amigo (y dirigente del radicalismo chileciteño José Luis) Bellia".

‘Espero que ande bien porque el gobierno se juega una carta importantísima en la producción. Imagínese le hemos confiado para tener, en dos años mas, dos mil hectáreas de tomates. Y ¿quien va a manejar eso?. Lo van a manejar los radicales’, exclamó mostrándose totalmente convencido de sus palabras.

Es que, para el primer mandatario, la decisión de poner a Bellia al frente de la producción tomatera ‘es una muestra de apertura, de pluralismo, que tenemos la obligación de dar’, comparable con el Consejo de la Magistratura, el Jury de Enjuiciamiento, la liga de intendentes y el ‘nuevo’ Tribunal de Cuentas con un vocal opositor (Ramón Brizuela y Doria) que fue designado por un radical aliado al oficialismo (Joaquín Nieto, diputado de Arauco alineado con el intendente peronista Gustavo Minuzzi) y un oficialista que dice ser opositor (Jorge Menem).

Comentá la nota