El Gobierno quiere que los servicios dejen de estar monopolizados

La medida se comenzaría a aplicar con la lavandería del nuevo Hospital Rawson, con la intención de paulatinamente extenderse a los demás servicios. El problema se da en que a los llamados a licitación siempre acuden las mismas empresas.
Mientras se ajustan detalles para que el nuevo edificio del Hospital Rawson comience a operar, antes de fines de diciembre, como aseguran desde Salud Pública, el Gobierno analiza los pasos a seguir para romper con la monopolización de servicios que tienen algunas empresas en el ámbito de la Salud. En este sentido, se estaría por dar de baja a la concesión de la lavandería, por lo que se llamaría a licitación del servicio pero con el particular objetivo de que cada Centro de Salud tenga su propia empresa de lavandería. De no poder lograr este objetivo, el plan "B" de Salud Pública es que este servicio en particular quede en mano de dos o más empresas.

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud Pública, va orquestando lo necesario para que el nuevo edificio del Hospital Rawson comience a operar con sus dependencias, dentro de los tiempos estimados. En este contexto hay demoras que se dan porque se tienen que ajustar detalles pero aseguran que antes de fin de año tendrán funcionando parte de los servicios médicos. Por lo menos es lo que desde el Ministerio aseguran, teniendo en cuenta que pasaron ya los 10 días para el traslado, como lo había manifestado el gobernador Gioja.

Cambios de política

El nuevo edificio del Hospital Rawson contará -de hecho ya esta lista para funcionar- con una lavandería con tecnología de punta, que permitirá comenzar a descentralizar el servicio, para que no quede absolutamente en manos de una empresa sino que se empiece a diversificar. Este cambio que pretende el Gobierno, es decir, dar de baja a la concesión que actualmente tiene con "Srety clean", lo harán de a poco y paulatinamente porque dicha empresa actualmente tiene el servicio de lavandería de todos los Centros de Salud de la provincia. El objetivo es que, de a poco, se pueda dar dicho servicio a más de dos empresas o que cada Centro tenga su empresa.

Esta iniciativa que promete extenderse a otros servicios, le daría la oportunidad al Gobierno de lograr mejores contrataciones ya que al haber más competencia en servicios, los precios bajarían. Por otro lado, y el más importante que mide el Gobierno, es lograr que el funcionamiento de un Centro de Salud esté asegurado y no padecer los problemas que se generan cuando un servicio tiene conflictos y decide, por el motivo que sea, cortar con la prestación estipulada por contrato (ver cuadro color).

Es por eso que la intención es que gradualmente se pueda cambiar el panorama, aunque desde Salud Pública reconocieron que siempre que hay licitaciones son las mismas empresas las que se presentan y por ser las únicas en danza, el Gobierno queda supeditado a cerrar con las que hoy tienen los servicios.

Comentá la nota