El Gobierno quiere que las nuevas inversiones no sean «temporales» y se mantengan en el tiempo

Lo sostuvo el secretario de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, frente a las intenciones anunciadas desde diversas firmas por radicarse en Tierra del fuego. Se manejan variables para garantizar la sustentabilidad en el tiempo, como que las empresas construyan nuevas instalaciones o reacondicionen los galpones que fueran utilizados por las industrias en los años 90 y que hoy se encuentran abandonados.
El Gobierno quiere que las nuevas inversiones no sean «temporales» y se mantengan en el tiempo

Se quiere evitar la llegada de inversiones «golondrinas» que impactan sobre la situación social de la provincia (foto archivo).

Galería de Fotos

RIO GRANDE.- Frente a los diversos anuncios de posibles nuevas inversiones y el interés de diversas empresas, nacionales e internacionales, de desembarcar en Tierra del Fuego acogiéndose a la ley de fomento de la industria local, ha obligado a las autoridades provinciales a plantear la necesidad de que dichas inversiones sean sustentable en el tiempo y terminar con la llegada de inversiones «golondrinas» que desvirtuaron durante años a la ley de promoción industrial en la provincia.

En este sentido, el secretario de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, aseguró que a partir de la vigencia de la ley que otorga beneficios impositivos a la industria fueguina «son muchas las empresas que están analizando la posibilidad de instalarse en la provincia», por lo que remarcó que desde el Estado «hay un rol importante por cumplir para que esa instalación sea genuina».

En este sentido, Delamata aseveró que la provincia «no va a admitir inversiones temporales, sino que exigirá férreamente inversiones que determinen la continuidad de la compañía».

Como una de las variables para garantizar la sustentabilidad en el tiempo, el Secretario se refirió a la posibilidad de que las empresas construyan nuevas instalaciones, o reacondicionen los galpones que fueran utilizados por las industrias en los años 90 y que hoy se encuentran abandonados.

Señaló que desde el área a su cargo se viene trabajando en la búsqueda de alternativas, para que los edificios dónde puedan llegar a realizarse los reacondicionamientos «tengan opción de compra y que no sean simples alquileres».

«Desde la Secretaría pretendemos que las empresas concreten verdaderas inversiones, y una inversión en infraestructura obliga al empresario a tener que amortizarla en el tiempo» sostuvo Delamata, por lo cuál «es mucho más el compromiso que el empresario adquiere construyendo o ampliando una planta, o refaccionando alguna que esté inactiva» consideró.

«Nosotros vamos a bregar para que se hagan las ampliaciones definitivas de cada una de las plantas» afirmó el funcionario, recalcando que una inversión de este tipo en materia de infraestructura edilicia, permitirá absorber mano de obra de sectores como el de la construcción.

«Desde la Secretaría pretendemos que las empresas concreten verdaderas inversiones, y una inversión en infraestructura obliga al empresario a tener que amortizarla en el tiempo», dijo Delamata.

Comentá la nota