El Gobierno quiere frenar gastos para afrontar la crisis

La intención se manifestó hace varias semanas pero ayer se conoció formalmente el decreto firmado por Gioja que ordena al Ejecutivo ajustar gastos para blindarse ante la crisis económica.
Finalmente se materializó la iniciativa del gobierno provincial de comenzar a ahorrar dinero de los gastos corrientes de la gestión. Para eso, el gobernador José Luis Gioja, antes de su partida a EE.UU. para participar como veedor de las elecciones presidenciales que dieron como ganador a Barack Obama, dejó firmado el decreto acuerdo sobre la contención de gastos.

En la mañana de ayer, el ministro de Hacienda y Finanzas de la provincia, Aldo Molina, fue el encargado de anunciar formalmente la medida que promovió el mismo Gobernador y que ya se está implementando, según dijo el ministro.

Este decreto que pretende ahorrar dinero en temas que tienen que ver con la administración pero que no afectan a las medidas gubernamentales para el desarrollo provincial, afecta a todo el Poder Ejecutivo provincial, es decir a la administración central, organismos descentralizados, cuentas especiales, obra social, principalmente.

Concretamente la medida apunta a abrir el paraguas en caso de que la crisis económica afecte de lleno a la provincia. Según adelantó Gioja antes de irse a EE.UU., la provincia está en condiciones de afrontar el tsunami que se espera llegue fuertemente a principios de 2009, producto de la crisis económica en los mercados de valores en diferentes potencias mundiales.

“Tenemos que abrir el paraguas por si cae agua y nos moja, que nos moje poco”, dijo Gioja al referirse a la medida de ahorro que se impuso por decreto y que se formalizó ayer.

Por su parte, el encargado de hacer público el anuncio de la medida, Aldo Molina, dijo que la filosofía aplicada es que las dependencias sigan trabajando como hasta ahora, cumpliendo con lo que tienen que hacer pero gastando lo menos posible.

El decreto

Se prohíbe comprometer más del porcentaje fijado en el presupuesto, restringir al mínimo indispensable de contrataciones mediante contrato de colaboración de servicios, se implementarán restricciones para locaciones de inmuebles. También se prevén restricciones para las misiones oficiales de funcionarios y empleos, como así también la compra de pasajes de avión. Otros temas que también están contemplados son ajustar gastos en ceremonial y protocolo, uso de movilidades y gastos de combustible. También el recorte se dará en el uso de telefonía fija y móvil.

Ya en gastos más grandes, se solicita extremar medidas para evitar procedimientos de reconocimiento de gastos y restricción para adquisiciones de bienes mediante leasing.

Esta medida afecta solamente al Poder Ejecutivo pero el decreto invita a los Poderes Legislativo, Judicial y también a los municipios a adoptar la misma actitud para afrontar de una mejor manera los “potenciales” efectos de la crisis.

Comentá la nota