El gobierno quiere aumentar un 40% el cobro a los morosos

Guillermo Mana aseguró que no se dará marcha atrás con el impuesto a la publicidad.
Durante 2010, el gobierno municipal apuntará a aumentar un 40 por ciento el cobro a los morosos y a conseguir así los fondos que le permitirían ir cancelando la abultada deuda flotante que ha ido acumulando en los últimos 18 meses por no pagarles a los proveedores.

El instrumento para conseguir ese objetivo es la Policía Tributaria, que ya salió a las calles: hizo operativos conjuntos con la Afip en los comercios, controló el pago de las patentes y hasta fue casa por casa para reclamar el pago del Inmobiliario.

La apuesta del secretario de Economía, Guillermo Mana, es que el nuevo cuerpo de inspectores cobre al menos un millón de pesos por mes.

Ayer, en el Concejo Deliberante, el jefe de Economía dio un informe sobre los resultados que ha obtenido en los primeros meses de su gestión y, además, trazó un panorama sobre lo que piensa conseguir durante 2010. Aseguró el Presupuesto del año próximo tiene un recorte real del 12 por ciento y manifestó que espera tener cancelada la deuda por las obras de infraestructura o, al menos, un plan de pagos consolidado.

El informe de Mana era esperado por los concejales porque ha estado en el centro de escena en las últimas semanas. Protagonizó un fuerte encontronazo con los vecinalistas, anunció la emisión de bonos por 20 millones de pesos en el fideicomiso, creó un nuevo impuesto a la publicidad y, además, actualmente está en discusión el presupuesto.

Estaba previsto que el secretario de Economía comenzara a hablar a las 10 de la mañana. Pero el paro de los municipales estiró los tiempos y el informe, que duró más de tres horas, arrancó después del mediodía.

Mana, que trazó al principio un diagnóstico sobre la debilidad estructural que sufre el sistema de municipios, indicó que la estabilidad económica apareció en los últimos seis meses en la Municipalidad y que está prácticamente consolidada.

El secretario, que estuvo acompañado por su equipo más cercano de colaboradores, indicó que hay dos temas que ocupan permanentemente la mesa de discusiones: la deuda que heredó el actual gobierno y el financiamiento de Gamsur.

En cuanto a la deuda, planteó que se emitirán otros 20 millones de pesos en el fideicomiso y que, aun si esa emisión no se hiciera, a finales de 2010 el pasivo habrá sido eliminado o, en el peor de los casos, incluido en un plan de pagos.

Con respecto al derecho de publicidad, un nuevo impuesto que se les cobrará a las empresas por poner publicidad en el espacio público, confirmó que la decisión tomada es cobrarlo.

El concejal justicialista Guillermo Natali le planteó a Mana que si el nuevo impuesto se aprueba en la ordenanza tributaria de 2010, en 2011 las empresas deberán pagar dos años juntos. El secretario confirmó que así será, que se acumularán dos vencimientos anuales.

El momento más caliente del debate fue el cruce que tuvieron Mana y el concejal de la Coalición Cívica, Eduardo Scoppa.

"Usted dijo que la Municipalidad se hará cargo de la deuda que Gamsur tiene con la Afip. ¿Qué ordenanza lo autoriza a reconocer una deuda que no es del Estado?", preguntó el concejal.

Mana, que efectivamente había dicho que el Estado pagaría la deuda en la Afip, se rectificó y aseguró que Gamsur sólo recibirá los aportes establecidos por ordenanza y que de ese momento deberá sacar los fondos para cancelar su deuda impositiva.

El justicialismo consultó al secretario sobre el segundo tramo del impuestazo, que el gobierno no eliminó sino que incluyó una cláusula en el presupuesto que le da la chance de aplicarlo en el segundo semestre del año.

El jefe de Economía manifestó que no se han previsto ingresos por ese 20 por ciento latente pero confirmó que la decisión del Ejecutivo municipal es no eliminarlo.

Comentá la nota