El Gobierno quiere atar el precio de los insumos al de los granos

Es una de las iniciativas que anunciaría hoy Cristina para el sector.
A seis meses del mal trago que pasó en el Congreso por las retenciones móviles, el Gobierno de Cristina Kirchner insiste: ahora planea impulsar la "movilidad" de los precios de los insumos, otro factor importante para la producción agrícola. Será una de las medidas que anunciaría hoy la Presidenta en la residencia de Olivos, junto a una serie de beneficios para reactivar las ventas de maquinaría agrícola.

A diferencia de la Resolución 125, impulsada por el ex ministro de Economía, Martín Lousteau, ahora el impulsor de esta "movilidad" en los precios de agroquímicos y fertilizantes es su archirrival en el gabinete kirchnerista, el secretario de Comercio, Guillermo Moreno. El funcionario convocó el lunes pasado a su despacho sorpresivamente a las empresas proveedoras de insumos y les informó de su iniciativa: establecer una suerte de paridad entre los precios de los granos y el valor de los insumos necesarios para producirlos.

Como aquellas retenciones móviles, la medida que hoy sería anunciada por Cristina maduró a los apurones. En menos de cuatro días Moreno dio forma a una suerte de acuerdo de precios con las empresas del sector y convocó a sus representantes para hoy a las 11 en la Residencia de Olivos.

Con esta jugada, el Gobierno apunta a mantener la relación insumo/producto histórica, vinculando el precio de los agroquímicos con el de un mix de cultivos (soja, maíz y trigo). De todos modos, varios empresarios del sector consideran que será otra medida para la atiborrada vidriera de anuncios oficiales. "Los precios de los insumos ya se acomodaron a la nueva escala de precios agrícolas y continúan a la baja. En mi opinión, será otro anuncio para la tribuna", dijo uno de ellos. En rigor, el acuerdo impulsado por Moreno no implicaría ninguna rebaja.

Manuel Dorrego, directivo de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), reveló que también su sector fue convocado a Olivos. En este caso, se especula con que la Presidenta dé a conocer un plan de facilidades para la compra de tractores y cosechadoras de fabricación nacional. Algunos especulaban con una suerte de plan canje por soja que se tomaría a valor "pleno", es decir sin retenciones. Pero la mayor parte de las versiones se inclinaba por un plan similar al lanzado para fomentar la venta de 0 kilómetros. Es decir, facilidades financieras para los interesados en tractores nuevos. Dos días atrás, la Secretaría de Agricultura realizó algún anticipo: anunció subsidios a la tasa de interés de los créditos del Banco de la nación, para bajarla al 8%.

Como ya es costumbre, no habrá representantes de las entidades rurales cuando Cristina haga hoy los nuevos anuncios para el campo.

Comentá la nota