El Gobierno se quedó sin recursos para cebar la economía en el segundo semestre

El Gobierno se quedó sin recursos para cebar la economía en el segundo semestre
Economistas coinciden en que no hay más margen para expandir el gasto ni para aplicar políticas monetarias. Argentina volvería a crecer tibiamente en 2010, pronostican
Cuando pasen las elecciones del próximo domingo, el Gobierno deberá encarar un segundo semestre del año con el país inmerso en la recesión y sin recursos para aliviarla mediante la expansión del gasto. En eso coinciden economistas de distintas concepciones, que dudan de una recuperación económica antes de 2010 y pronostican una contracción de entre 3% y 4% para este año.

Las arcas del Estado resisten en terreno positivo gracias a la estatización de los aportes jubilatorios. El viernes, el Ministerio de Economía difundió que el superávit primario totalizó $ 914,4 millones en mayo, con una caída del 85% interanual. Sin el dinero que antes iba a las AFJP, los ingresos no hubieran alcanzado para cubrir los intereses de deuda, lo que hubiera arrojado un déficit financiero de unos $ 130 millones, según estimaciones de Prefinex.

Pero lo que preocupa a los economistas es que los gastos crecen a mucho mayor ritmo que los ingresos. Entre enero y mayo, las erogaciones aumentaron 28% interanual, hasta los $ 86.000 millones. Los ingresos en el mismo período aumentaron un 10%, impulsados por los aportes a la seguridad social. En mayo, el gasto en obra pública (la inversión real directa) creció 137,5% interanual, quizás exacerbado por la inminencia de las elecciones.

Los analistas coinciden en que esta expansión del gasto es insostenible en el corto plazo. "Esperamos que en el segundo semestre, el gasto empiece a acompañar el ritmo de crecimiento de los recursos, porque no hay otra opción", sostuvo el director de Economía & Regiones, Rogelio Frigerio. Se refería a la imposibilidad de acudir al mercado de capitales sin efectuar reacomodamientos y la resistencia a pedirle prestado al FMI.

Así las cosas, el Gobierno carece de herramientas para hacer frente a la recesión. Distintos estudios económicos coinciden en que la actividad ya pasó su peor período contractivo –el primer trimestre–, aunque será difícil un rebote. La consultora de Orlando Ferreres indicó que el PIB se contrajo 6,4% en mayo y señaló que "en el segundo semestre, la actividad tocará fondo para comenzar a recuperarse en 2010, aunque gradualmente y en línea con la recuperación del comercio mundial".

Frigerio coincidió: "Haciendo bien las cosas, uno podría pensar en tibio repunte recién en 2010", dijo. Economía & Regiones indicó que, a pesar de los recursos de la ANSeS, el Gobierno no cuenta con suficientes alternativas para implementar políticas de corte keynesiano que permitan una salida más rápida del pozo. "El sector público nacional no ahorró en épocas de ‘vacas gordas’ y, por ende, hoy no tiene margen para aumentar el gasto e intentar amortiguar la actual recesión" –indicó la consultora–. "Además, la caída de la demanda de dinero y fuga de capitales impiden hacer política monetaria expansiva (contra cíclica)", continuó.

Si bien los economistas atribuyen la profundidad de la caída a problemas internos, la falta de recursos para realizar políticas contracícliclas –a pesar de los fondos de la ANSeS– hacen que asocien la recuperación a la coyuntura externa, aún incierta. "Hay que esperar que el viento a favor pegue nuevamente lo mayor posible", dijo Frigerio. Un estudio de la Universidad del Salvador agregó: "Por ahora, el sendero de recuperación es incierto, tanto por las posibles políticas económicas postelectorales como por la situación mundial cuya recuperación se presenta todavía frágil".

Comentá la nota