El gobierno provincial se toma más tiempo para enviar el presupuesto

"No hay plata, las arcas provinciales están secas". Con tal enunciado se oficializó en la víspera la crisis económico financiera actual en la provincia de Santa Fe.
A tan crudo y contundente diagnóstico apeló ayer el gobernador Hermes Binner para anticipar un retraso "en unos días" en el envío del proyecto de presupuesto 2010 a la Legislatura e instalar la idea de la necesidad de medidas extraordinarias como el pago en bonos de algunas deudas u otro aumento de impuestos.

Tras presidir un homenaje a su antecesor, Carlos Sylvestre Begnis, en la capital provincial, el gobernador dialogó con la prensa y en la ocasión estimó inviable alguna ayuda financiera extraordinaria provincial para municipios o comunas con problemas económicos asegurando que su gestión les ha "dado todo" y que "no hay más".

Junto a esta última frase, Binner blandió una ratificación de su proyecto de reforma tributaria, que la mayoría justicialista en el Senado le hiciera naufragar hace un año atrás. "Hay que actualizar datos muy atrasados, hace quince años que no se modifican impuestos", fue otra de las afirmaciones categóricas dichas ayer por Binner con la que instaló, en este caso, la inminencia de otro intento gubernamental de un incremento impositivo en la provincia.

Sin embargo, no quiso asegurar si incluirá la reforma tributaria que algunos de sus diputados han dicho que se negocia con el PJ en el proyecto de presupuesto que no ingresará en la Legislatura antes del 30 de septiembre, como ordena la ley, conforme estimó ayer el propio mandatario que demorará "unos días".

Al ser consultado por la causa de dicha demora, explicó que está a la espera de lo que plantee la Nación en el suyo para evitar que parámetros como crecimiento o valor del dólar "se modifiquen" respecto de las pautas que se incluyan de ellos en el presupuesto provincial.

El proyecto de presupuesto nacional comenzará a discutirse hoy a nivel de comisión en la Cámara de Diputados. Junto a ese texto comenzará a discutirse la prórroga de impuestos que vencen a fin de año, como el tributo al cheque, Ganancias, Ganancia mínima presunta y bienes personales.

Se trata de impuestos coparticipables que en conjunto proyectan una recaudación de 88 mil millones de pesos para 2010. En el Congreso nacional hay varios proyectos presentados para aumentar la coparticipación de algunos de esos tributos. Por otra parte, el proyecto de presupuesto contempla cláusulas que, de ser aprobadas, habilitarían la asistencia de la Nación a los Estados provinciales.

Por eso, la resolución del debate sobre el presupuesto nacional no es un dato menor a la hora de proyectar los recursos y gastos en la provincia.

"Estamos en un momento muy difícil de la economía de la provincia, como todos sabemos", confirmó Binner para admitir que su gobierno no descarta apelar a bonos para pagar deudas salariales históricas que el Estado provincial mantiene con la policía y los empleados del ex Banco Provincial de Santa Fe transferidos a otras áreas de la administración pública (ver aparte).

ATE y Amsafé

En un plenario realizado en la seccional Rosario de ATE, más de 90 delegados de distintos sectores expresaron la necesidad de reabrir las paritarias de la provincia para discutir una nueva política salarial. Al mismo tiempo, decidieron ir juntos a un plenario con Amsafé el próximo martes 29 de septiembre, con el objetivo de unificar las estrategias de lucha.

Comentá la nota