El gobierno provincial tendría en su planta al menos 400 empleados políticos con un costo mensual de $1.200.000

Un recuento de los decretos emitidos por el gobierno durante 2009 con designaciones o renovaciones reveló que el gobierno de Juan Manuel Urtubey cuenta al menos con cuatrocientos empleados en planta política.
Y gastaría un mínimo de un millón doscientos mil por mes para pagarle el sueldo.

Art. 1: "Desígnase al señor ..... DNI ... en cargo político nivel 2 del ministerio de Gobierno"

Art. 2: "El gasto que demande el cumplimiento del presente se imputará a la partida de la Jurisdicción y CA correspondiente al Ministerio de Gobierno". Firmantes: Urtubey, Kosiner, Samsom.

Así de escuetos suelen ser los decretos con los que el gobierno de la provincia nombra a su personal de confianza en la administración pública, que ingresan como planta política por el término de un año, o mientras dure en sus funciones el funcionario que lo designó.

Centenares de decretos de ese tenor se sucedieron en los dos años del gobierno de Urtubey, una costumbre que también había cumplido su antecesor, Juan Carlos Romero.

Así redactados, los decretos determinan cuánto ganará cada empleado de confianza del gobierno, ubicándolo en alguna de las cinco escalas.

Tal como informó ya Nuevo Diario, el escalafón 1, el más deseado por los amigos del gobierno, paga un sueldo bruto de 4234 pesos más 300 no remunerativos. El último, 1705 pesos remunerativos.

Sin embargo, los instrumentos que hacen ingresar a centenares de salteños en la administración pública dejan sin especificación alguna el trabajo concreto que deberá realizar: se limitan a señalar el ministerio o la secretaría a la que se lo integra, y que deberá cubrir con sus partidas el sueldo. Así su ocupación en concreto queda a discreción del jefe que lo designó.

El domingo pasado, Nuevo Diario reveló que mediante un decreto ómnibus el gobierno provincial había renovado por un año a 150 contratados en planta política. Una estimación mensual de los sueldos de acuerdo a los escalafones asignados revelaba que al menos el gobierno provincial debería destinar medio millón de pesos mensuales para cubrirlos.

El 5286, sin embargo, fue tan sólo uno de los tantos decretos que el Poder Ejecutivo emitió durante 2009 para renovar designaciones de personal político que se habían hecho durante 2008 y se vencían por cumplirse un año.

Con ese fin Urtubey dictó, entre otros, los decretos 305, 350, 890, 1283, 2163, 2389, 28453107 y 4193, con planillas anexos que podían llegar a veinte o treinta empleados políticos cada uno

A esos decretos ómnibus se le sumaron durante 2009 decenas de decretos individuales que fueron incorporando nuevo personal político en las distintas dependencias del gobierno.

De acuerdo a lo que pudo revelar Nuevo Diario, las renovaciones de personal de planta política durante el año pasado habrían llegado a 300, mientras que las nuevas designaciones habrían alcanzado al menos a 100.

El cálculo no es sencillo: el nombre de algunos designados puede figurar en dos decretos, abundan las aclaraciones sobre el nivel escalafonario de los empleados, y unas pocas renuncias y decretos de bajas alteran el número final.

También mediante una aproximación puede determinarse el gasto total de la provincia en esos sueldos. Si se le asigna como promedio el escalafón 3 ($ 2915), la provincia estaría gastando casi un millón doscientos mil pesos por mes para cubrirlos.

En 2010, empero, las cifras podrían modificarse rápidamente. El Boletín Oficial de ayer dio cuenta de cuatro nuevas designaciones en un cargo político

Comentá la nota