El Gobierno provincial prepara una propuesta para los estatales

Acuerdo

Luego de cerrar una tregua con los Kirchner, en la cual pidió que se cumplan en tiempo y forma los acuerdos firmados entre la Nación y la provincia, el gobernador Juan Schiaretti está dando forma a una propuesta salarial para destrabar el conflicto con los empleados estatales. Los gremios ya rechazaron una suma fija que propuso el Gobierno provincial. Si bien aún no se habla de cifras, la nueva oferta consistiría en dos cuotas –también fijas y no remunerativas– para octubre y noviembre. Cerca del gobernador estiman que como en diciembre próximo se cobra el medio aguinaldo de ley, esta propuesta tendrá más chances de ser aceptada por los empleados públicos. Y en enero, se podrían a sentar a negociar un nuevo acuerdo para el año próximo.

Dificultades

En la Casa de las Tejas, todos admiten que la Provincia sufre un ahogo financiero, principalmente generado por la falta de cumplimiento en el envío de fondos por parte de la Nación. Según un funcionario provincial, las dificultades también estarían motivadas por una sustancial baja en el ingreso de la coparticipación federal. En lo que va del año, Córdoba recibió 300 millones de pesos menos por este concepto. "Esto demuestra que la economía nacional se deterioró de manera considerable", precisó un hombre que conoce los números de la Provincia y la Nación.

Impuestazo

El gobernador Schiaretti está preocupado por la situación financiera de la Provincia y analiza medidas para no tener el año próximo tantos sobresaltos para pagar los salarios. La estrategia del mandatario sería aplicar aumentos de impuestos, pero con fines específicos. Por ejemplo, para Desarrollo Social, el plan de agua potable y el mantenimiento de la red de caminos. Schiaretti enviará esta propuesta en el proyecto de Presupuesto que girará a la Legislatura. El gobernador sabe que tendrá dificultades para aprobar un incremento de impuestos. La oposición no votará esta medida y los delasotistas serían renuentes a levantar la manos para justificar un impuestazo. De allí que la estrategia sea disponer aumentos, pero con fines específicos.

Dureza

Los funcionarios provinciales que negocian con los gremios estatales aseguran que la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC) es la que sostiene la posición más férrea en las discusiones por aumentos salariales. En la Casa de las Tejas, consideran que luego de la salida de la conducción de Carmen Nebreda (es diputada nacional electa por el kirchnerismo), los delegados de ese sindicato tomaron mucho poder y la cúpula gremial perdió peso en las decisiones.

Optimismo

El 15 de este mes está prevista la audiencia en la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el conflicto que Córdoba mantiene con la Nación por la deuda de la Caja de Jubilaciones de la Provincia correspondiente al período 2002-2007. Allegados al gobernador Juan Schiaretti son optimistas y consideran que arribarán a esa instancia con la situación más o menos ordenada. Piensan que en la reunión que la Provincia mantendrá el próximo viernes con el ministro de Economía, Amado Boudou, podría encarrilarse la situación. El que llevará la voz cantante en la audiencia del 15 será el propio Schiaretti, quien viene "estudiando" casi a diario los pormenores de la Caja, junto al equipo que conforman el secretario de Previsión Social, Osvaldo Giordano; el fiscal de Estado, Jorge Córdoba, y el constitucionalista de la ciudad de Buenos Aires, Alberto García Lema. Dispondrá de 20 minutos reloj para exponer la situación, pero el riesgo –según temen en su equipo– es no poder presentar todos los argumentos, dado las frecuentes interrupciones que los miembros de la Corte suelen realizar en este tipo de audiencias. Para la contraparte, la Corte invitó al propio Boudou, quien todavía no confirmó si irá él o enviará un representante.

Otro abogado

El martes último, el intendente de San Francisco, Martín Llaryora, rindió la última materia de su carrera de Derecho. Después de dos largas horas ante el tribunal que le tomó examen, obtuvo un 9 en la materia Derecho Internacional Privado. El festejo, en la peatonal de la Casa de Trejo, convocó no sólo a familiares sino también a amigos, compañeros de militancia y algunos funcionarios provinciales. No hubo delasotistas, aunque sí algunos ex delasotistas. Tampoco hubo huevos y harina, como suele suceder en estos casos, aunque sí aplausos y vivas que se extendieron luego a un ámbito privado. Obviamente, la madre y la esposa de Llaryora estaban en la primera línea de los festejos.

Poco apoyo local

El ex presidente Eduardo Duhalde vendrá a Córdoba esta semana. El objetivo es dejar inaugurado en la provincia el Movimiento Productivista Argentino (Mopa). Esta vez, el ex presidente no encontró eco en la mayoría de los dirigentes del peronismo cordobés. Su última visita había sido fogoneada por el ex menemista Julio César Aráoz y por Teodoro Funes. Ahora, el titular del Mopa será conducido por el ex ministro de Agricultura de la provincia, el radical Oscar Carreras.

Observado

Junto a Duhalde, vendrá el diputado nacional electo Ricardo Alfonsín. Algunos radicales observan con preocupación la visita del hijo del ex presidente, ya que el bonaerense compite con Oscar Aguad por la conducción del bloque de diputados nacionales del centenario partido. Alfonsín hijo, amigo de Mario Negri, está enrolado en la corriente que pretende frenar el avance de Julio Cobos en el radicalismo. Precisamente Aguad es uno de los dirigentes que apoya al mendocino en su objetivo de ser candidato a presidente por la UCR.

Festejo atrasado

El acto que Luis Juez realizó el pasado sábado en la Vieja Usina tuvo el declarado propósito de celebrar los seis años de la irrupción de esa nueva fuerza política, allá por 2003, y también perfilar la organización interna para 2011. Pero hubo una necesidad, no explicitada en público pero sí admitida en voz baja por los organizadores, de "entusiasmar" un poco a la militancia y "dar valor" al triunfo electoral de Luis Juez del pasado 28 de junio. "Muchos militantes se bajonearon porque no ganamos por un margen mayor, pero con el paso del tiempo ese triunfo va a tener su dimensión real: fue el día que se quebró el bipartidismo en la provincia", machacó un colaborador de Juez.

Despreocupados

Cerca de Luis Juez, aseguran que a éste "no le preocupan" en lo más mínimo los movimientos que está haciendo Daniel Giacomino para armar su propio partido con banderas similares a las del Frente Cívico y tratando de captar –en algunos casos– a dirigentes de esa coalición. "Ese anzuelo puede enganchar al ‘chiquitaje’ de los que necesitan un sueldo, porque los funcionarios municipales hoy cobran bien, pero políticamente, Giacomino no conmueve a nadie. ¿Qué dirigente con un futuro medianamente promisorio en política se va a incinerar al lado del actual intendente de Córdoba?", se preguntó un dirigente que habla a menudo con Luis Juez.

Mal hereditario

Adrián Urquía, presidente de Aceitera General Deheza (AGD) y hermano del senador Roberto Urquía, prefiere no hablar de política. "A eso se dedica mi hermano", dice con cierta informalidad cuando alguien se lo pregunta. Pero el empresario no se pierde los debates televisivos en torno de cuestiones polémicas, como fue el conflicto agropecuario o ahora la nueva ley de radiodifusión. "¿Es cierto que no podrá estar en la sesión porque se operó de un ojo?", le preguntó un allegado en estos días. Adrián no sólo asegura que ese problema es real, sino que también deviene de un defecto hereditario. "El mismo médico que lo atiende a Roberto, en su momento me indicó hace muchos años que me hiciera ver en Estados Unidos", explica a los amigos y nombra a otros miembros de la familia que en distintas generaciones atravesaron por similar complicación. Aunque no comparte del todo la vocación política de Roberto, en medio del baile le ofrece un respaldo total.

Disimulo

El viernes a la noche, un grupo de empresarios cenaba con un puñado de dirigentes políticos. Algunos de los hombres de negocios no eran cordobeses y preguntaron cómo andaban las cosas por la política local. Uno de los empresarios comentó al pasar: "Ahí leí que Mario Negri dice que está preparado para gobernar". A su lado, estaba el también radical Miguel Nicolás, quien acotó: "Entonces lo disimuló muy bien todos estos años". La carcajada cerró esa parte de la charla.

Caja

Mario Negri dejó la presidencia del radicalismo de Córdoba con superávit de caja, según se encargan de difundir sus hombres de confianza. En una mesa de café, allegados al presidente saliente dijeron que cuando Negri pidió licencia en el cargo, durante la última campaña electoral, en la cuenta del partido había 268 mil pesos. Luego de los comicios legislativos, el ex vicegobernador volvió al cargo por unos meses y ahora, cuando le pasó el mando a Anselmo Bruno, dejó 195 mil pesos. Los negristas aclaran a quien los quiera escuchar que si bien es cierto que mermó la cantidad de fondos, debe tenerse en cuenta que hubo una campaña electoral de por medio. Ahora Negri está embarcado en la pelea nacional del radicalismo y trabaja con Gerardo Morales. Enfrente, el vicepresidente Julio César Cobos tiene otro proyecto para el Comité Nacional.

Comentá la nota