El Gobierno provincial está garantizando la asistencia a los afectados por el alud en Tartagal.

El gobernador Juan Manuel Urtubey continúa en Tartagal al frente del operativo de emergencia que se lleva a cabo en esa ciudad, provocada por el alud ocurrido ayer a la mañana. El Gobernador calificó la situación como “un desastre” y dijo que “la envergadura en esta emergencia es mayor a la capacidad de respuesta de cualquier provincia; no tenemos en términos económicos, ni financieros, la forma de afrontar esto”.
En este sentido, resaltó la importancia de la ayuda que la Nación enviará para paliar las necesidades más urgentes.

Urtubey confirmó que son 500 las personas evacuadas en distintos centros habilitados a tal fin en la ciudad de Tartagal y dos mujeres mayores se encuentran desaparecidas. No obstante, reconoció que las personas afectadas por este alud ascienden a 10.000.

“En este momento estamos enfocados en garantizar lo mínimo e indispensable para las personas que han resultado mas afectadas por esta catástrofe”, afirmó el Gobernador y dijo que se está proveyendo de agua potable, comida y ropa seca, además de reforzar las condiciones sanitarias de la gente.

Finalmente, el gobernador afirmó que “queremos resolver primero la contingencia y después evaluaremos las obras que tienen que hacerse”.

Durante la tarde, el ministro de Infraestructura y Planificación de la provincia de Jujuy, Fernando José Frías puso a disposición de las autoridades salteñas todos los medios necesarios para paliar la situación que viven los habitantes del norte provincial.

Comentá la nota