El Gobierno provincial dejó de lado dos obras

No abona a la empresa constructora desde el pago inicial de febrero. Ayer hubo una protesta de trabajadores de UOCRA que impidió el normal desenvolvimiento de las clases en la institución artística.
El cada vez más palpable problema financiero de la provincia de Buenos Aires tuvo ayer serias consecuencias en Junín. Es que trabajadores de la construcción de la UOCRA realizaron protestas por falta de pago en dos de las más concurridas escuelas de nuestra ciudad y afectaron la tarea educativa. Según adujo la empresa, no abonó los salarios porque no reciben el dinero anunciado por el Gobierno provincial.

Todo comenzó alrededor de las 9.30 de la mañana, cuando una decena de trabajadores se ubicó dentro de la Escuela de Arte, por lo que las autoridades educativas decidieron realizar las clases en la calle.

Según explicaron los dirigentes gremiales en ese momento, los trabajadores protestaban por las deudas salariales. "Paramos la actividad, los chicos no van a poder tener clases y vamos a seguir con las medidas de fuerza. Esto va para rato", dijo Diotti en esa mañana que se avecinaba complicada.

En total, eran 16 los afectados, todos empleados en las obras de la Xul Solar y la Escuela Media Nº 7 (ex Comercial). Poco tiempo después, el problema se trasladó hacia esa institución educativa de calle Borchex, a la que concurrieron dos patrulleros para prevenir incidentes.

Pero nada de eso ocurrió. Los trabajadores protestaron en la zona de la obra –que no está directamente conectada con las clases de los alumnos, como sí sucede en la Escuela de Arte– y estuvieron reunidos con autoridades educativas.

"Con fondos de la Provincia aquí se construyen dos salones más y una pre-ceptoría. Yo no me opongo a la manifestación pero quiero que los chicos puedan circular tranquilos", manifestó Silvia Torrens, vicedirectora del ex comercial.

Los trabajadores de UOCRA parecían inflexibles y prometían una protesta para hoy. Sólo faltaba la posición de la empresa, que llegó un poco después a través de Angel Pagano, uno de los dueños.

La otra parte

"Nos presentamos a licitación pública y recibimos la adjudicación de las dos obras. El 18 de febrero comenzamos a trabajar y para esa fecha el Gobierno provincial nos había prometido el 20% del total de la obra, pero sólo abonó el 9,6%", se quejó.

"La empresa hizo un gran esfuerzo económico, pero nunca llegó el dinero. Pedimos a la comunidad y a las autoridades educativas que intercedan", reclamó.

Con un rojo de miles de pesos, en la empresa tomaron una decisión drástica: dejar de abonar los salarios. "Los pagos no llegan y esto perjudica a nosotros, a los empleados y los alumnos. Estamos sufriendo un grave perjuicio económico", adujo Pagano.

Con ese escenario, todo parecía conducir a más protestas para hoy, pero, a última hora, la compañía, aún sin cobrar de la Provincia, pagó los salarios.

Con esa información, Diotti garantizó que la obra continuará y no habrá problemas para los alumnos.

Para tomar esa decisión y endeudarse todavía más, Pagano se quedó con una promesa que llegó desde La Plata: que, en los próximos días, el Gobierno bonaerense pagará parte de lo que había comprometido.

Comentá la nota