El Gobierno provincial celebró la firma de la reglamentación de la Ley de Bosques.

La presidenta Cristina Kirchner firmó la reglamentación de la Ley de Bosques que establece la "preservación del patrimonio forestal" y contribuirá a "elevar los niveles de vida de las comunidades y de los múltiples bienes y servicios apuntados por los bosques". Para la elaboración de este proyecto participó el Consejo Federal de Medio Ambiente. El secretario de Desarrollo Sustentable de la provincia, Nicolás Lucas, dijo que esta ley es importante porque limita el desmonte y la tala indiscriminada. Dijo que la norma “si bien puede no ser perfecta y con detalles para mejorar; pero es mejor tenerla reglamentada que no tenerla; porque a partir de ahora se comienzan a habilitar una serie de mecanismos de fomento de la actividad del aprovechamiento sustentable y de conservación de los bosques”.
Con la reglamentación el Estado cumplirá con "el mandato legal" para la preservación del patimonio forestal y "contribuirá a elevar los niveles de vida de las comunidades de los múltiples bienes y servicios apuntados por los bosques".

"Tenemos que recordar que la ley 26331 fue sancionada a fines de 2007 por el Congreso y establece que las provincias delegan a la Nación la facultad de establecer los ´supuestos mínimos para le manteniemieno y la conservvación del medio ambiente´, y en particular los recursos forestales nativos (facultad incorporada en la reforma de 1994)", indicó el documento firmado.

La ley delega a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, como también a las jurisdicciones locales, "la definición y la determinación de los aspectos que deben ser tratados de manera conjunta".

Según datos oficiales, el patrimonio forestal nativo argentino es de 31.443.863 hectáras y comprende el parque chaqueño, selva misionera, selva tucumano-boliviana, bosques andino-patagónico, espinal y montes.

A partir de la reglamentación se establece "el plan de aprovechamiento del uso del suelo" que servirá para planificar actividades producidas que impliquen un cambio en el uso de la tierra mediante el desmonte.

Además, se contempla la entrega de subsidios a entidades y municipios en el marco del programa social de bosques para ser destinada para la desforestación nativa. Otra de las acciones es el programa de investigación cientóifico.

Nicolas Lucas destacó la gestión de Homero Biblioni a cargo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, “quien cumplió en reglamentar esta normativa cuanto antes; tal como se había comprometido al asumir en su cargo en diciembre del año pasado”.

A partir de la puesta en vigencia de esta disposición “se empieza habilitar un fondo, que se alimenta de un porcentaje de las retenciones al agro y de otras fuentes, que servirá para hacer realidad el aprovechamiento, la conservación y el desarrollo sustentable de los bosques nativos”.

“Si esta normativa hubiese estado vigente el año pasado habría generado un fondo de unos 800 millones de pesos; a repartir por los estados provinciales que cumplan con una serie de requisitos, como por ejemplo, tener aprobada una ley de ordenamiento territorial de los bosques”, concluyó Lucas.

Comentá la nota