Gobierno provincial brinda asistencia a sector ganadero

El Ministerio de Industria, Agricultura y Ganadería de Chubut informó que, en el marco de las líneas de aportes no reintegrables de apoyo a la emergencia y de asistencia a pequeños productores ovinos, fueron aprobados cinco planes de trabajo por un monto total de 2.322.450 pesos.
Al respecto se comunicó que dentro de la línea de Asistencia a Pequeños Productores Ovinos, en la comunidad aborigen de El Chalía, en Río Senguer, serán beneficiadas cinco familias por una suma total de 53.000 pesos, destinada a la mejora de la infraestructura básica. En tanto, diez familias de la comunidad mapuche Fofocahuel; y otras diez del Consorcio Newen Lipang, ambos en Cushamen, alcanzaron este beneficio correspondiéndole a cada comunidad un monto total de 106.000 pesos, dirigido en los dos casos a la mejora de la infraestructura básica y abastecimiento de forraje.

Cabe destacar que los pequeños productores minifundistas beneficiados recibirán en materiales hasta la suma de 10.000 pesos para realizar las obras solicitadas. Todos los proyectos encuadrados en esta línea de aportes cuentan con asistencia técnica permanente durante la realización y posterior ejecución del proyecto.

APOYO A LA EMERGENCIA

Asimismo, desde ese organismo se informó que se aprobaron los fondos correspondientes a la línea de aporte Apoyo a la Emergencia por un monto total de 2.057.450 pesos para el financiamiento de dos planes de trabajo.

El primero, por una suma de 1.057.450 pesos está destinado a asistir a los productores en los gastos de comercialización y esquila (Zafra 2009/2010).

Este aporte tiene como objetivos sostener la calidad de presentación de los lotes de lana que regularmente son identificados como PROLANA y PROLIJA, facilitar la comercialización de los lotes de lana, mejorar los ingresos de los productores y conservar mano de obra altamente calificada dentro del sector lanero.

Para lograr dichos objetivos se otorgarán aportes no reintegrables a productores ovinos que hayan esquilado bajo normas PROLANA o PROLIJA en la zafra 2008/2009. El monto a asignar a cada productor dependerá de la cantidad de ovinos esquilados.

El segundo es por un millón de pesos y tiene como fin mantener un nivel de actividad productiva que permita superar la situación de emergencia, sequía y crisis internacional por la que atraviesa el sector; y equipar a los productores para la solución de problemas estructurales como lo es el abastecimiento de agua.

Los aportes no reintegrables que se otorgarán a productores ovinos en emergencia están destinados a optimizar la distribución de agua para bebida en los establecimientos, adecuar la infraestructura para permitir el suministro de alimento y para favorecer las pariciones en condiciones controladas, incrementar las fuentes de alimento para la hacienda, mejorar las instalaciones de esquila, generar mecanismos asociativos para el engorde y/o mantenimiento de la hacienda con fines comerciales o para su retención en el campo y sanear los establecimientos con sarna ovina.

Comentá la nota