El gobierno no prorrogará impuestos a comerciantes

Lo pedían la CAME, el Centro Comercial y la Unión del Comercio del Interior. Querían postergar el pago de Ingresos Brutos
El gobierno provincial no concederá prórrogas para pagar los impuestos a los comerciantes locales, tal como solicitaron la delegación local de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); el Centro Comercial de San Juan; y la recientemente conformada Unión del Comercio del Interior que nuclea a los negocios de cinco departamentos.

El sector comercial adujo como argumento para solicitarlo, las pérdidas económicas sufridas por la caída de ventas que trajo la gripe A tanto por la disminución de clientes a los locales, como por el cierre obligatorio ordenado por el gobierno en otros.

"No lo veo posible, hay sectores que les fue mejor y a otros, no. Pero no hay manera de diferenciarlos. Además, Ingresos Brutos es una alícuota muy chiquita y se paga según lo que vendan", dijo ayer el gobernador José Luis Gioja.

Y coincidió el Ministro de Hacienda, Aldo Molina: "Es verdad, los bolicheros que son los que tuvieron que cerrar, pagan muy poco. Y además, la ley impositiva ya contempla mecanismos para pedir facilidades de pago", dijo.

Los comerciantes solicitaron una prorroga de 90 días para pagar Ingresos Brutos, es decir, que los meses correspondientes a agosto, setiembre y octubre sean prorrogados hasta noviembre. A partir de ahí proponen comenzar a pagar un porcentaje de los meses prorrogados junto con la cuota del mes, hasta cumplir con el total de obligaciones.

"Proponemos esos meses porque son los de mayor venta, sobre todo diciembre que aumenta fuertemente el consumo", dijo la semana pasada Guillermo Cabrera, titular de la delegación Cuyo de CAME.

El titular de Hacienda explicó ayer por qué no hay razones para hacer una prórroga generalizada. "Los únicos que tuvieron que cerrar son los locales bailables. Y los boliches pagan un impuesto mínimo equivalente a 36.000 unidades tributarias por año que son $3.600 por año, o sea, $300 al mes. O bien, el 10% de sus ventas, lo que sea mayor. Si un mes no tuvieron ventas o su situación económica es muy riesgosa deberían pagar lo mínimo, que son $300!", explicó, enfatizando lo irrisoria de la cifra. Molina razonó además que los empresarios y comerciantes han vivido en un contexto en que el país "creció mucho" entre el 2004 y 2008, lo que "dio oportunidad de recomponer su capital de trabajo, cancelar deudas, pagar mejores sueldos y equipararse", por lo que no cree que sea justo dar beneficios impositivos en este momento.

Recordó además que el Código Tributario, en su artículo 42 establece un plan de facilidades de pago en cuotas con interés, al que puede acogerse el contribuyente. "Y hasta el Director de Rentas tiene la facultad de eximir poder eximir del pago de interés en caso de que los planes de cuotas sean hasta en 5 cuotas", concluyó Molina.

El tema del impacto económico por la gripe A dividió a los comerciantes locales debido a que el Centro Comercial de San Juan, salió en un principio a decir que las ventas no habían bajado por este motivo, aunque después se desdijo. Eso despertó el enojo de otros comerciantes y terminó de impulsar el nacimiento de otro centro del sector -el que nuclea a los departamentos del interior- que junto con CAME dicen que sí se produjo una fuerte caída de ventas, como producto de la pandemia. Incluso ayer el presidente de la Cámara de bolicheros, Martín Azcona, dijo que "nosotros no pedimos prórroga de impuestos".

Comentá la nota