El Gobierno promulgó la ley de medios en un trámite relámpago

El jefe de Gabinete fue al Senado en la madrugada para apurar el trámite.
En tiempo récord, apenas unas horas después de aprobarse su último artículo en el Senado, la nueva ley de medios fue promulgada y publicada en el Boletín Oficial. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, apuró el trámite para que Cristina Kirchner firmara el decreto antes de subirse al avión hacia la India.

En un hecho poco habitual, el Boletín Oficial apareció un sábado con una edición exclusiva para la norma recién sancionada. Aunque la impresión podía estar preparada, dado que no se modificó lo que se había aprobado en Diputados, fuentes oficiales aseguraron que se elaboró durante la mañana, contra reloj. Antes de que comenzara la rueda de prensa del jefe de Gabinete, en un gesto también inusual, el Boletín fue repartido entre los periodistas.

"A las 3.30 de la madrugada fui hasta el Senado para hablar con el vicepresidente y expresarle que la Presidenta se había autoimpuesto no viajar hasta firmar la promulgación de la ley", contó Fernández. En ese momento, en la Cámara Alta, la iniciativa oficialista estaba aprobada en general y faltaban más de dos horas para que se terminara el debate en particular. "Era imperioso contar con la norma, en forma inmediata, una vez sancionada por el Senado", agregó el jefe de Gabinete.

Algunas versiones indicaron que el apuro estaba motivado, otra vez, en evitar una eventual intervención de Julio Cobos, en este caso en su reemplazo de Cristina al frente del Ejecutivo. Como fuera, resultó otra muestra de la importancia estratégica que el kirchnerismo le confirió a esta ley, en su objetivo de estirar la supervivencia política. Y de los cuidados para evitar cualquier sobresalto, incluso asegurar el apoyo de más senadores de los que hacían falta, para alejar cualquier amenaza de que se repitiera lo sucedido con la resolución 125.

Aunque no fue reglamentada -según Gabriel Mariotto demandaría hasta tres meses-, la ley entró en vigencia a partir de su publicación en el Boletín Oficial. El siguiente paso para su aplicación será la conformación del Consejo Federal, que a su vez propondrá dos representantes para la autoridad de aplicación de la norma. El Consejo Federal estará compuesto por un representante de cada provincia y de la Capital, seis de las entidades de prestadores (tres privados y tres sin fines de lucro), tres de los sindicatos de medios y dos de universidades, entre otros.

El directorio de la autoridad de aplicación, además de los dos miembros provenientes de este Consejo Federal dominado por lo gobernadores, tendrá dos integrantes del Poder Ejecutivo (uno será el presidente) y tres del Congreso, uno por la mayoría o primera minoría, otro por la segunda y otro por la tercera.

La autoridad de aplicación establecerá los "mecanismos de transición", según el artículo 161, y desde ese momento las empresas tendrán un año de plazo para encuadrarse en la nueva norma, que fija límites en la multiplicidad de licencias, no permite que una empresa ocupe más del 35% del mercado ni que un licenciatario brinde TV abierta y por cable, entre otras exigencias.

En cuanto a los contenidos, como la obligatoriedad de porcentajes de producción nacional para las radios y TV abierta, comenzarán a regularse una vez conformada la autoridad de aplicación.

En el Presupuesto 2010, que se tratará esta semana en Diputados, figura una partida de 86 millones de pesos, entre otros objetivos para "reglamentar e implementar" la nueva ley y elaborar un registro de licenciatarios, "con el fin de centralizar toda la información jurídica, técnica y contable".

Comentá la nota