El Gobierno presentó el Plan Productivo Provincial

Jorge Sapag, junto al ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, y funcionarios nacionales, expuso un ambicioso plan de desarrollo a 10 años.
Con miras a resolver la dependencia provincial de los recursos hidrocarburíferos, el Gobierno presentó un ambicioso plan de desarrollo de 8 áreas estratégicas con eje en los principales circuitos agroindustriales de la provincia.

Se trata de la culminación de la labor desarrollada desde la asunción de la actual administración por el Ministerio de Desarrollo Territorial que dirige Leandro Bertoya y, en particular, la Subsecretaría de Desarrollo Económico a cargo de Javier Van Houtte.

La tarea de la cartera de Desarrollo Territorial comenzó con la elección de las 8 áreas estratégicas para trabajar en el fortalecimiento de sus respectivas cadenas de valor. El camino elegido fue trabajar conjuntamente con los actores de cada circuito para identificar necesidades, problemas y fortalezas. Esta construcción horizontal fue luego plasmadas en las plataformas de desarrollo para cada uno de los sectores: Ganadería (bovina, ovina y caprina), Fruticultura, Frutas finas, Forestoindustria, Apicultura, Horticultura, Acuicultura e Infotecnologías.

Con las plataformas sectoriales elaboradas comenzó la tarea más ardua; conseguir el financiamiento para la puesta en marcha del Plan. De esta tarea surgió un complejo entramado de aportantes de recursos financieros y coordinadores integrado por el Banco Nación, el Banco de la Provincia de Neuquén, el IADEP y la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional (Sepyme) de Nación, organismos con los que ayer la Provincia firmó 4 cartas de intención.

Luego Sapag firmó el proyecto de ley que plasma el programa a fin de que sea aprobado por la Legislatura. Entre otros organismos también participarán el INTA, el Senasa, el Prosap y el área de agronegocios de la FAUBA.

Ejes transversales

El ministro Bertoya, quien realizó la presentación formal del Plan elaborado por su cartera, destacó los «ejes transversales» para las 8 áreas elegidas: Calidad y Sanidad Alimentaria, diferenciación de productos, con identificación de procedencia y certificación de procesos, agregado de valor local, asociatividad y estructuración de las cadenas de valor y, por último, desarrollo de infraestructura y desarrollo rural.

En líneas generales la idea es apoyar la iniciativa privada financiando proyectos de inversión. La financiación llegará previo concurso de proyectos, los que serán evaluados por las entidades financieras y por auditores externos. La idea es destinar hasta 200 millones de pesos anuales a subsidiar tasas de interés. La coordinación será del Iadep y de la Sepyme y los aportes económicos vendrán del Estado neuquino, el Banco de la Provincia de Neuquén y el Banco Nación.

Inicialmente el Banco de la Nación financiará 30 millones y el IADEP 70 millones en concepto de subsidio a las tasas de interés.

Bertoya agregó que el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) aportará 94 millones de dólares para la construcción de más de 1.200 kilómetros de líneas eléctricas que beneficiarán a más de 1.000 familias. «Esperamos que este Plan de Desarrollo sirva para multiplicar los panes en este período de convulsión», concluyó el ministro.

A su turno, el director del Banco Nación, Matías Kulfas (ver aparte), tras destacar el rol de la entidad crediticia en el financiamiento a las Pymes, explicó que la entidad financiera lleva prestados unos 50 millones de pesos a firmas de la provincia a los que próximamente se sumarán otros 30.

En cuanto al Plan sostuvo: «Lo que venimos a firmar es un monto adicional de 100 millones de pesos» que servirá como «financiamiento blando».

Reconversión

En el cierre de la presentación Sapag ponderó el Plan y repasó la agenda política. En la actualidad, explicó, la economía provincial se nutre básicamente del gas y del petróleo, por lo que es necesario volcar los ingresos provenientes de esta área al desarrollo de la industria, el turismo y la producción combinada del agua con la tierra.

Por eso, los 1.200 millones de pesos para los próximos 10 años que involucra el Plan se destinarán a «buscar nuevas fuentes de trabajo, nuevos emprendimientos, nuevas ideas, imaginación, y talento para salir a conquistar nuevos mercados».

Agregó: «Nunca se va a poder desplazar la fórmula invariable en la historia de la humanidad: ganarás el pan con el sudor de tu frente, es el trabajo creativo y productivo el único que nos puede llevar a dar respuestas reales y efectivas a los problemas del ser humano. En la búsqueda de este trabajo genuino es que estamos presentando este trabajo de desarrollo».

La tarea se completará con un Plan de Desarrollo Turístico que se presentará en «la primera quincena de diciembre» y con la construcción de la presa de Chihuidos, «que transformará el paisaje del centro de la provincia con un lago de 18.000 hectáreas y aportará 600 megawats», y para la que «estamos seguros habrá inversores interesados», concluyó.

El Plan de Desarrollo presentado ayer, el Plan de Turismo (que será anunciado en la primera quincena de diciembre), la construcción de Chihuidos y la renegociación de contratos completan las principales líneas de acción de la actual administración.

El Banco Nación aportará 100 millones de pesos

Matías Kulfas, director de la entidad, explicó el aporte al Plan Productivo de Neuquén y definió el rol de la banca pública en la crisis.

Neuquén > De visita en Neuquén para la presentación del Plan de Desarrollo Productivo Provincial y para firmar el acta acuerdo entre el Banco Nación y Neuquén, Matías Kulfas, director de la entidad bancaria, detalló el rol que cumplirá la entidad crediticia. También opinó sobre la crisis financiera internacional y su impacto en el sistema crediticio local.

¿Cuál será el rol del Banco Nación en el Plan Productivo de Neuquén?

Se destinará un fondo de 100 millones de pesos a las 8 áreas que la provincia identificó como estratégicas en el marco de la reconversión. Es complementario a la línea de créditos para Pymes que ya tenía el banco, que ya prestó más de 50 millones a firmas neuquinas. La idea es que con estos 100 millones y con la coordinación de la Sepyme y de los institutos provinciales se subsidien tasas a las pymes locales en estas 8 áreas, con créditos a 10 años y con una tasa fija por 5 años de aproximadamente 8 por ciento.

¿Cuál será el rol de Garantizar?

Central, porque hay muchas empresas micro y pequeñas que no acceden a un crédito porque no califican y tienen problemas de garantías. Garantizar es una firma especializada en esta problemática de las pymes y sabe evaluar mejor los proyectos. Funciona como una interface entre las mipymes y el Banco. Buscamos amplificar la cantidad de sujetos de crédito.

¿Cuál considera que es el principal impacto de la crisis financiera en el sistema financiero local?

En primer lugar lo que se nota es que las consecuencias efectivamente existen. Ya no se puede sostener, como lo hacían algunos intelectuales hace algunos meses, la idea del desacople de la región debido a que el epicentro era en Estados Unidos. Lo que se ha visto es que la crisis también está en Europa y Asia. Al mismo tiempo se produjo una paradoja y es que la “fuga hacia la calidad” de los activos se produjo hacia el dólar.

Argentina está mucho más fuerte que en crisis pasadas. Si miramos la historia encontramos que todas las crisis cíclicas recientes nos afectaron, el Tequila, la crisis rusa, la asiática. Cualquier problema en los mercados emergentes se amplificaba en la región por nuestra vulnerabilidad macroeconómica. Hoy esto ha cambiado. Cuando se miran los indicadores macro se ve que tenemos superávit de cuenta corriente, superávit fiscal, buenos indicadores financieros

¿Y en el mercado financiero?

Muchos bancos contrajeron su oferta crediticia, procuran manejar su liquidez con mucha prudencia, lo que genera algunas dificultades en el sector productiva, pues la contracción crediticia afecta por el lado de la demanda al consumo y a la inversión.

¿Cuál es el rol de la banca pública?

Desempeñar un rol contracíclico, administrando bien su liquidez, que proviene de los recursos del superávit fiscal, que es ahorro de los argentinos. El objetivo es reciclar

Comentá la nota