El Gobierno postergó pagos de la deuda por $ 13.000 millones

El Gobierno postergó pagos de la deuda por $ 13.000 millones
Canjeó el 97% de los préstamos garantizados que tenían los bancos y aseguradoras locales. A cambio, entregó un bono en pesos que arranca pagando una tasa del 15,4%. Ahora buscarán repetir la operación con los inversores extranjeros.
El Gobierno consideró un éxito el tramo local del canje de Préstamos Garantizados. No es para menos. Se presentaron el 97% de los títulos que se podían ofertar, por un valor nominal de 15.100 millones de pesos. La operación le permite al Tesoro diferir vencimientos por 13.000 millones de pesos entre 2009 y 2011.

El dato lo anticipó la presidenta Cristina Kirchner ayer por la tarde en la residencia de Olivos. A la noche, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, ofreció algunos detalles más en la Casa Rosada.

Massa recordó que los bancos se llevaron a cambio un bono en pesos que rendirá una tasa de interés del 15,4% durante el primero año y luego devengará la tasa Badlar más un interés adicional del 2,75%.

También explicó que como el canje se pactó con una quita del 2% sobre el capital, la deuda pública se redujo en 300 millones de dólares.

Otro dato que subrayó Cristina: por la operación no se pagó un solo peso en concepto de comisiones.

"Es el canje voluntario más importante que se haya hecho en Argentina. Por sobre todas las cosas, revela algo que reconstruye uno de los principales problemas que es la confianza, que es clave para que funcione todo", afirmó la Presidenta, refiriéndose a que no hay antecedentes de un porcentaje tan alto de aceptación.

Por su parte, Massa anticipó que el Gobierno irá por una aceptación del 100%. Para eso advirtió que se dará una prórroga de 10 días para que los inversores locales, "y los extranjeros que acepten los términos de la oferta local" se anoten para ingresar a este canje.

Luego de ese plazo, el Gobierno comenzará a trabajar para armar una oferta de canje de préstamos garantizados para inversores extranjeros y, si el contexto mundial lo permite, un llamado a los "holdouts" para que también puedan canjear sus papeles en default.

Tanto Cristina a la tarde como Massa horas después, se encargaron de recordar que los Préstamos Garantizados habían nacido en el Gobierno de la Alianza, que fueron emitidos como parte de otro canje a pocos meses del default, y que "fueron una mala decisión de administración financiera", según palabras de Massa.

Se referían a lo negativo que resultó poner como garantía de esos préstamos la recaudación impositiva y la coparticipación federal.

Para los bancos no fue un mal negocio. Se sacaron de encima un título que no se negociaba en el mercado y que devengaba intereses en función del CER, que el año pasado dio 7,2% contra una inflación "extra oficial" no menor al 20% (ver página 4).

Superada esta etapa, se iniciarán negociaciones con los tenedores externos de estos bonos que tienen en su poder el equivalente a 17.400 millones de pesos.

Las instituciones financieras que participaron del canje fueron los bancos Francés, Santander, Ciudad, Credicoop, Macro, Galicia, Santa Fe, Provincia, Hipotecario, Nación, La Pampa, Córdoba, Patagonia y Neuquén

Por el lado de las aseguradoras, dieron el presente La Buenos Aires, San Cristobal, Consolidar, Liberty, Mapfre, Met Life, Sancor, Federación Patronal, Provincia Seguros, Nación Seguros, el Banco Central y SIPA

En declaraciones a la prensa, la presidenta destacó que existe "una confianza en la Argentina y en las posibilidades de su economía real". "Hay una confianza en las posibilidades de Argentina", dijo Cristina Kirchner, quien agregó que existe "una suma de factores que dan a la Argentina la posibilidad cierta de construir políticas que nos permitan sortear este terrible tsunami internacional".

Comentá la nota