El Gobierno porteño dice que su canasta duplica a la del INDEC

La Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires afirma que el dato del INDEC atrasa 20 años. Y estimó el valor en $ 1.009 para una familia tipo. Para el organismo nacional, el precio es de $ 443,68. Así, cambia el registro de pobreza.
"La canasta básica de alimentos del INDEC está más de 20 años desactualizada y no refleja los cambios en las pautas de consumo ni los precios de la Ciudad de Buenos Aires". Con éste y otros argumentos similares, la Dirección de Estadística y Censos porteña elaboró una canasta básica propia. Lo llamativo es que esa canasta básica de alimentos vale más del doble que la registrada por el organismo nacional de estadísticas.

Así, el Gobierno de la Ciudad que encabeza Mauricio Macri se suma a la polémica sobre el INDEC acerca de cómo medir el valor de las necesidades básicas y cuál es el nivel real de indigencia y pobreza. Y lo hace cuando el jefe de Gobierno busca recobrar la iniciativa política tras el escándalo por el caso de espionaje en el distrito (ver página 5).

Para la Dirección porteña, una persona adulta necesita $ 330,81 mensuales para comprar los alimentos y las bebidas para satisfacer las necesidades alimentarias básicas. Y una familia tipo (matrimonio y dos hijos menores) requiere $ 1.009 por mes.

Estos son valores a noviembre a 2008. A partir esa base, la Dirección asegura que "esas herramientas permitirían, más adelante, evaluar las condiciones de vida en el ámbito de la Ciudad".

Para ese mismo mes, la canasta básica del INDEC para Capital y GBA para un adulto era de $ 143,59 y para una familia tipo similar de $ 443.68. Así, con la canasta porteña, habría más indigentes y pobres en la Ciudad que los que registra el INDEC.

Lo que dice la Dirección de Estadística porteña en un informe que dio a conocer el viernes ("Sistema de Canastas de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires") es que la canasta del INDEC surge de la Encuesta de Hogares que se hizo en 1985/86 y comprende tanto a la Capital como al conurbano. En consecuencia, sostiene, las pautas de consumo están desactualizadas, a lo que se agrega que los hogares porteños tienen perfiles de consumo diferentes de los del Gran Buenos Aires y los precios también son diferentes.

La polémica se da en el contexto de un deterioro de ingresos de la población: según un informe de la UCA, 7 de cada 10 argentinos tiene problemas para llegar a fin de mes (ver página 26).

La Dirección hizo una selección de alimentos "con criterios que combinan aspectos nutricionales con el respeto de las pautas de consumo de la población de referencia, siguiendo el criterio de que a igual contribución nutricional se escogió el producto de menor costo". Y se relevaron 28.000 precios de 86 productos que integran esa canasta alimentaria en 438 comercios de la Ciudad de Buenos Aires.

Con esos productos y esos precios, la canasta básica porteña para una persona adulta (entre 30 y 59 años) arrojó un valor de $ 330,81 mensuales o $ 11 diarios. Y $ 1.009 mensuales o $ 33 diarios para un matrimonio, ambos de 35 años, con dos hijos varones de 6 y 9 años. A partir de esta canasta básica, la Dirección porteña elaboró varias canastas más que para esa familia tipo arroja los siguientes resultados:

Si a los alimentos básicos se agregan servicios del hogar, como luz, gas, agua, transporte y expensas (no incluye el alquiler porque el matrimonio sería propietario), el costo de esta canasta familiar sube a $ 1.338 mensuales.

Sumando, artículos de limpieza y de aseo personal y esparcimiento, la canasta de bienes y servicios trepa a $ 1.899 por mes.

Si se agrega vestimenta, salud y equipamiento del hogar, la Canasta Total Familiar trepa a $ 2.446 por mes. Este valor no incluye servicio doméstico, transporte privado ni medicina privada.

Comentá la nota